Denbora  2 ordu 43 minutu

Koordenatuak 737

Fecha de subida 11 de agosto de 2012

Fecha de realización agosto 2012

-
-
240 m
2 m
0
2,2
4,4
8,8 km

Bisitak 6881, kokapena 111

Nondik gertu Bilbao, País Vasco (España)

Fuera de la ciudad, pero sin salir de la ciudad. Recorrido para toda o casi toda la familia, que nos lleva desde el Museo Guggenheim hasta el Monte Picota y la Ermita de San Roque, por una de las zonas de monte que delimitan Bilbao. Tendremos las mejores vistas sobre la ciudad, llegaremos a zonas solitarias donde nos parecerá mentira que estemos dentro de una ciudad, con pequeños parques y jardines, con bosquecillos y viñedos y, si hay suerte, algún rebaño de ganado. Todo muy, pero que muy bonito, en poco más de 8 kilómetros y sin grandes esfuerzos, pues hay algunas subidas pronunciadas, pero muy cortitas.
Más información pinchando en cada waypoint.
Salimos junto al Museo Guggenheim y subimos por el Puente de La Salve hacia el túnel de Archanda.
Por la derecha, seguimos el camino con el firme de color rojo, que nos lleva a una pista sin asfaltar.
Trocha casi imperceptible que asciende por la izquierda y va a parar, en un corto ascenso, a un tramo asfaltado, donde giramos a la izquierda y seguimos hasta el punto 4.
Cruce de caminos por el que pasaremos dos veces. La primera tenemos que tomar el senderito que asciende por la derecha y nos llevará hasta la "cima" del Picota. La segunda, descendiendo desde el Picota el senderito que hemos subido, giraremos a la derecha, hacia el cruce de pistas y ahí volveremos a girar a la derecha, haciendo un ángulo de casi 180 grados, continuando hasta los límites de la zona recreativa con el colegio Jesús y María, donde descenderemos por la senda que va pegada al vallado en otro giro de casi 180 grados.
Monte Picota, con buenas vista sobre Bilbao y el Valle de Asua. Vamos hasta la carretera de Enécuri a Santo Domingo y giramos a la derecha, en dirección a Archanda. A la altura de la antigua pista de hielo de Nogaro ascendemos por la calzada hasta la carretera de Sondica (atajando por el parque unos metros) Descendemos por esa carretera hasta la senda de la Ermita de San Roque.
Ermita de San Roque. El edificio no vale gran cosa, pero el entorno es muy bonito y tranquilo. Las vista al valle de Asua también valen la pena. Desde aquí volvemos sobre nuestros pasos hasta el punto 7.
A la izquierda de la carretera hay una senda que entra en el parque y enseguida se difumina. Ascendemos por el parque hacia el campo de fútbol que hay en la trasera del restaurante San Roque. Lo cruzamos mientras nos vamos desviando hacia la izquierda, para encontrarnos con otros senderos del parque, rodeando la zona de antenas de radio y televisión, hacia la estación del funicular y nuestro siguiente punto.
Jardines del Mirador de Archanda, junto a la estación del funicular. Las mejores vistas sobre Bilbao desde el mismo Bilbao. Rodeamos el mirador y volvemos sobre nuestros pasos hasta el Monte Picota, donde seguimos descendiendo hasta el punto 4, por donde habíamos subido.
Paisaje Ameno. Hoy sólo faltaban el pastor y su ganado, normalmente burros, para tener en este sitio un verdadero paisaje ameno, como los de las églogas de Garcilaso. Pero ahí están las pocas viñas, el bosquecillo, el sendero... y un árbol de color casi azul, cuyo nombre y especie desconozco. Seguimos nuestro descenso y, poco más adelante, al salir de una curva, tomamos nuestro último desvío por otro sendero a la derecha, que nos llevará hasta el túnel de Archanda y nuestro punto de inicio y fin en el Guggenheim.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Si quieres, puedes o esta ruta