Denbora  ordu bat 25 minutu

Koordenatuak 406

Fecha de subida 31 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
88 m
2 m
0
1,1
2,2
4,32 km

Bisitak 309, kokapena 5

Nondik gertu Bolueta, País Vasco (España)

Salimos desde el aparcamiento de la Calle Julián Zugazagoitia en dirección al Parque Miribilla, derivación de "Miravilla", nombre original que recibía el monte sobre el que se levanta este nuevo ensanche bilbaíno.

Descendemos por su anfiteatro, que originariamente contó con escenario en el que llegó a ensayar la coral de Bilbao.

Desde las calles Olano y Arechaga, cruzamos la Ría del Nervión o de Bilbao, por el puente peatonal de La Ribera o San Francisco; cambiado, volado y sustituido en varias ocasiones a lo largo de su historia.

Entramos en el moderno y funcional Mercado de la Ribera, construido en 1929 por el arquitecto Pedro Ispizua. Se le considera el mayor mercado cubierto de toda Europa gracias a sus 10.000 m², repartidos en tres plantas con 186 comercios.

Tomamos la Calle Tendería, una de las tres calles más antiguas de la Villa, con mucha historia desde el medievo, antaño gremial con tiendas de textil y talleres de confección, nos interna hasta un lateral del Pórtico de Santiago, levantado por el general Villegas, en el lado sur del templo a partir de 1580 sobre un antiguo cementerio.

Rodeamos parte de la Iglesia Catedral de Bilbao, consagrada al Apóstol Santiago, patrón oficial de la Villa desde 1643. Construida en el siglo XV, de estilo gótico, aunque torre y fachada son neogóticas. La última reforma data del año 2000. Destacan el pequeño claustro gótico, la Puerta del Ángel (Puerta de los Peregrinos) muestra de gótico florido y su torre.

Desde la Plaza Santiago enlazamos con la Calle Torre, debido a la existencia de la antigua torre de Bilbao, derruida en 1878. En el siglo XV era una de las torres de linaje que defendían el perímetro cercado de la Villa. Al final de la misma, compartiendo con la Calle de la Pelota (por jugar a pelota mano en los restos de la antigua muralla), se halla el Palacio de John, antiguo palacio del siglo XVIII, en su fachada observamos una hornacina con la imagen de la Virgen de Begoña y un escudo de armas, su nombre actual se debe, a que albergó una ferretería llamada La Bolsa. Hoy es centro cultural y social.

Pasamos desde las calles Santa María, Jardines y Bidebarrieta a la Plaza y teatro Arriaga, la parte central de la fachada principal es de forma curvo-convexa, con abundante decoración escultórica. Inspirado en la Ópera de París, fue obra del arquitecto municipal Joaquín Rucoba, se inauguró en 1890 y en 1902 recibió el nombre de Arriaga, en honor al músico bilbaíno Juan Crisóstomo Arriaga, conocido como el Mozart hispano, ya que a los 13 años compuso su primera ópera, y poco antes de cumplir los 20 años murió de tuberculosis. Como otros edificios del Casco viejo, sufrió serios daños con las inundaciones de 1983.

Sin cruzar el Puente del Arenal, junto al Paseo del mismo nombre, rodeamos por la Pérgola del Parque para ver la Iglesia de San Nicolás, construida sobre una antigua ermita medieval, levantada por pescadores en honor de San Nicolás de Bari, su patrón. Fue punto de cita de los navegantes antes de hacerse a la mar. De estilo barroco, planta de cruz griega, construida dentro de un cuadrado y cubierta por una cúpula octogonal. Contiene retablos y esculturas de Juan de Mena.

Desde su parte trasera, transitamos por la Calle Askao a la Plaza Miguel de Unamuno, con el busto en bronce de este filósofo y escritor de la generación del 98, que vivió los primeros años de su vida aquí.

De la Calle Maria Muñoz pasamos a la de Ronda, antiguamente se realizaba por ella la ronda de vigilancia de la villa, cuando la ciudad estuvo amurallada. En el número 16 nació en 1864 Miguel de Unamuno.

Volvemos por la Calle Tenería para ver desde otra perspectiva la Catedral; de la Calle Alejandro de la Sota pasamos a la Somera, la más antigua de Bilbao, tuvo caballerizas y posadas, sus edificios limitaban con la muralla de 6 m de alto por 2m de ancho que rodeaba el Primer Bilbao.

Ora vez por la Calle Ronda salimos al Mercado de Ribera, rodeando la Iglesia de San Antón, construida a finales del siglo XV en estilo gótico, aunque su portada es renacentista y el campanario barroco. Aparece junto con el puente del mismo nombre en el escudo de la ciudad.

Cruzamos por el Puente de San Antón o Puente Viejo, más antiguo que el propio Bilbao, ya existía antes de que fundara la Villa Don Diego López de Haro en el 1300. Aunque se cambió su emplazamiento a causa de las riadas. Era paso obligado para el comercio con Castilla, y también donde se ejecutaba a los nobles e ilustres, lanzándolos a la ría atados y con piedra al cuello.

Ascendemos por la Calle Cantarranas a la Plaza de Los Tres Pilares, así llamada por los mojones instalados para establecer la demarcación y límites de la Villa; llama nuestra atención como murcianos, los paraguas que protegen la ropa cuando ha de secarse, sin desdeñar las coloristas muestras geométricas de arte popular, que adornan fachadas o muros.

Accedemos a la Plaza Saralegui donde se mantiene aún una galería de la mina San Luis; en el muelle Marzana las gabarras cargaban el mineral que bajaba del monte Miribilla, donde se halla el Horno de calcinación de la mina San Luis, abandonada en 1960, como vestigio del pasado minero de la zona.

Seguidamente tomamos las escaleras del Palacio de Deportes Bilbao Arena, los materiales empleados para su edificación se han tomado como modelo la naturaleza que le rodea. Volvemos por el Parque Miribilla al aparcamiento.

Habiendo constatado que el desarrollo económico, social y urbanístico de Bilbao, comenzó en sus "7 Calles", se basó mayormente en el comercio, las actividades portuarias, el mercado semanal y en el hierro de Miribilla.

Powered by Wikiloc

Si quieres, puedes o esta ruta