Denbora  7 ordu 57 minutu

Koordenatuak 1354

Noiz igoa 12 de abril de 2017

Noiz egina abril 2017

-
-
2 m
0 m
0
4,5
8,9
17,9 km

Bisitak 603, kokapena 19

Nondik gertu Sestière di San Polo, Veneto (Italia)

VIAJE DE ESTUDIOS A VENECIA
Somos un grupo de unos 50 todavía jóvenes (siempre aprendiendo), casi todos alumnos que hemos asistido al curso sobre pintura veneciana, impartido por nuestra genial profesora Ana, que demuestra su pasión por el arte y sus conocimientos, tras su larga experiencia como restauradora.
Como colofón del exitoso curso, los que sacamos buena nota, hemos realizado un viaje a Venecia, que para poder reflejarlo gráficamente, con un mayor recuerdo de los lugares que visitamos y de las callejuelas por las que anduvimos (muchas de las veces medio perdidos), he acudido a la aplicación wikiloc de GPS, cada vez más utilizada en el mundo para realizar rutas en la naturaleza y ciudad, tanto a pie como en bicicleta.
Han salido un total de 9 recorridos, por lo que se hace primeramente una descripción general del viaje en cada uno de ellos, para después explicar en particular y detalladamente, la que corresponde a cada ruta, partidas en jornadas de mañana y tarde.

DESCRIPCION GENERAL
En Venecia nos dividimos en dos grupos de 25 personas cada uno, con una guía local, un grupo con Laura y otro con Angela (el nuestro).
Mañanas culturales, con visita a una, dos o tres iglesias/museos/scuola/palazzi/villas.

Tardes de más visitas culturales, incluida alguna isla, como Torcello, hasta media tarde, cuando comienza el ocio y el merecido descanso después de tanta actividad artística/cultural.
Eso sí, como no podía faltar, siempre con tiempo libre al mediodía para sentarnos a la mesa y disfrutar de la comida típica italiana, descansando y recuperando energías para la caminata de la tarde, dividiéndonos en subgrupos, de 4-6 personas.
Y desde las 6 de la tarde en adelante, con los deberes hechos, de nuevo tiempo libre por subgrupos, hasta lo que el cuerpo aguantara -y vaya que si aguantó- parecíamos unos “chavales”.
El nuestro lo componíamos, la siempre elegante y fotogénica Marian, la risueña Consuelo que no perdía la sonrisa ni cuando alguno no le dejaba expresarse “a sua maniera”, Carmen la de las super carcajadas contagiosas, el artista Carlos alias “mudito”, que no arrancaba en las cenas hasta después de la tercera copita de buen vino “bianco”, jeje -y teníamos que pedir una 2nda botella- y el sempiterno sufridor de siempre, el que suscribe, al que acompañaba en las caminatas, hasta ya muy muy muy de noche, su querido e inseparable GPS. MENOS MAL!!!
Pues paseábamos sin rumbo fijo por callejas, para toparnos, entre los innumerables puentes y canales venecianos, con bellos palacios, iglesias, torres, monumentos...tanto en la zona turística como en la frecuentada solo por los nativos, donde el tomar nuestras birras, proseccos, Aperol Spritz, etc. en sus bares, nos acercaba a la vida de los lugareños, además de resultar más económico.
Luego nuestras cenas regadas siempre con vinos biancos y más risas, especialmente las de Carmen -más que sonoras- audibles en el otro extremo del comedor, y las “historietas de mudito” cuando pisaba el acelerador, es decir - siempre- desde el minuto menos uno hasta...
Tras las divertidas cenas, deambulábamos de nuevo con energías renovadas, por esas calles misteriosas -repletas de palacios y edificios elegantes y emblemáticos- poco iluminadas y sin gente, entre puentes y canales, que dan ese aroma (esta vez no de los canales, jeje) y encanto especial a las noches venecianas.
A veces, para nuestra sorpresa, los callejones acababan en los canales, a esas horas ya sin “gondolieri”, así que media vuelta y a buscar camino: caminante no hay camino, se hace camino al andar (como dijo el poeta).
Durante nuestras largas caminatas nocturnas, que luego consultando el wikiloc, eran superiores a las recorridas con luz solar, de repente a alguien? se le ocurría preguntar, así de sopetón, si estábamos cerca del hotel, vaya pregunta a esas horas y casi sin luz!!! La respuesta unánime siempre era la misma: NPI.
Entonces al sufridor le tocaba sacar -as always- el GPS (el gilipollas familiarmente hablando) para decirles que ni cerca ni lejos, quería decir que cerca en kms pero no tanto en horas -but not problem- que la noche era larga, lo que aumentaba más la intriga, y no sé si algo más… en alguien del grupo, jeje.
Pero siguiendo fielmente al GPS, nos iba acercando “poliki poliki” a nuestro lugar de merecido reposo, pero en el silencio de la noche -sin citar nombres- se oía repetidamente y en voz baja, algo así como “no decías que quedaba poco”.
Y yo con mi santa paciencia, erre que erre, les decía que sí pero en línea recta, algo que no existe en esta original ciudad, en la que siempre para llegar a un punto cercano, hay que desviarse infinidad de veces por sus puentes y canales, algo que por cierto daba más encanto a estas inolvidables veladas venecianas.
Pero finalmente mi fiel compañero de fatigas, llámese el GPS, nunca falló y siempre nos dejó en el hotel, aunque a veces con el control de avituallamiento ya cerrado (23.30) y sin poder rehidratar nuestros maltrechos organismos con los ricos reconstituyentes digestivos de otras noches: grappe y gin-tonics.
En estos casos, en lugar de quedarnos en la terraza de divertida cháchara -siempre artística por supuesto- subíamos “súbitamente” a la habitación a repasar los apuntes de Ana de la visita del día siguiente, pues ni a esas horas olvidábamos la razón de nuestro viaje a Venecia.

Y como al parecer en algún desayuno se nos dijo que nos debieron sentir desde alguna de las habitaciones de la planta baja, aprovecho la ocasión en nombre del grupo, para pedir “mil perdones” a los posibles afectados, que seguro que les molestamos mientras se ponían al día de la lección de la mañana siguiente.
En el amplio reportaje fotográfico de las 9 rutas, a las mías he añadido las magníficas fotos facilitadas por Marian, José Ignacio y Carlos “el artista”
al que se debe también el contenido del excelente texto artístico detallado de las referidas rutas, por lo que le estamos todos sumamente agradecidos.

DESCRIPCIÓN RESUMIDA DE LAS VISITAS POR DÍAS/RUTAS (mañana-tarde)

1.- Llegada a Venecia y paseo
2.- San Giovanni e Paolo, San Zaccaria, y basílica y Piazza San Marco
3.- Santa Maria della Salute
4.- I Carmini y Accademia
5.- I Frari, Iglesia San Rocco, Scuola San Rocco y vaporetto Lido
6.- Palazzo Ducale y SG Schiavoni, SG Maggiore y Torcello
7.- Villa Barbaro en Maser
8.- Palazzo Grassi (Damien Hirst) y/o paseo por Dorsoduro
9.- Paseo previo a la salida, compras, iglesia Santa Maria Formosa, y taxi-vaporetto hasta el aeropuerto.

En resumen, disfrute y satisfacción general, y no nos habría importado seguir con esta actividad algún día más, pero …todo se acaba, y este viaje también.


RUTA 5. Sábado tarde
Visitamos esta tarde dos iglesias, la de I Frari y la de San Rocco, y una “scuola”, la de San Rocco. Después, nos vamos en vaporetto, desde el puente de Calatrava, hasta Lido, donde vemos el bello “tramonto” (puesta de sol), como bien se ve en las fotos (aunque la realidad siempre las supera), y de allí volvemos a Rialto.

-Santa Maria Gloriosa dei Frari. Románico-gótica, con campanario de 1396 (el más alto de Venecia tras el de San Marco).
- Mausoleo de Tiziano de 1838-1852, con el pintor coronado con laurel, rodeado de las alegorías de la Pintura, la Escultura, el Dibujo y la Arquitectura y las reproducciones en bajorrelieve algunas de sus pinturas más famosas, destacando la de la propia la Pala dell’Assunta que ocupa el ábside de la basílica. Mausoleo piramidal de Antonio Canova, concebido en principio para Tiziano (tiene la puerta entreabierta, y solo está aquí su corazón; el resto en Possagno).
-“Pala Pesaro” de 478 x 266 cm, de Tiziano.
-”Tríptico de Frari” de Giovanni Bellini (San Pedro, san Nicolás, san Marcos y san Benedicto). -“Monumento al dux Francesco Dandolo” de 1339. Panel y piedra de Paolo Veneciano.
- “Asunción de la Virgen”. de 690 x 360 cm. de Tiziano.
-“Políptico de la Virgen con el Niño y los santos Andrés, Nicolás, Pablo y Pedro” de Bartolomeo Vivarini. -“Tríptico de San Marcos”. También de Bartolomeo Vivarini.
- En la capilla dei Milanesi, restos del músico Claudio Monteverdi. El altar de las reliquias del “Cabianca(1665 – 1737), hecho con mármoles, y con relieves que representan la Crucifixión, la Deposición y el Entierro de Cristo.

-San Rocco iglesia. Visita breve, pero jugosa. Comienza el empacho de “Tintorettos” con:
- “San Rocco en el hospital”, 307 x 673 cm, de Tintoretto, y
- “San Rocco en prisión visitado por un ángel” de 300 x 670 cm, también de Tintoretto, que tenía una figura de cera colgada en su estudio, que le servía de modelo, por ejemplo para este ángel.

- San Rocco Scuola Grande
La escuela fue fundada en 1478 para asistir a las víctimas de las epidemias. Las “scuole” fueron creadas para ayudar a pobres y enfermos, o para proteger los intereses de las profesiones individuales, o para ayudar a los miembros débiles y necesitados de las comunidades no venecianas de la ciudad. El interior se puede definir como el “sagrario de Tintoretto”, quien adornó las salas con obras maestras que señalan la culminación de su arte. Tintoretto pintó 24 grandes lienzos en paredes y techos, de 1564 a 1588 (durante 24 años).
- En la sala inferior, de tres naves sobre columnas, hay ocho grandes telas. “Anunciación” de 422 × 545 cm (el arcángel penetra por la arquitectura), “Huida a Egipto” de 422 × 580 cm, “Adoración de los Magos”, de 435 x 544 cm. y “Matanza de los Inocentes”.
- Una escalera conduce a la Sala Mayor, que tiene un rico artesonado y a la Sala del Albergo con obras de dramáticas escenas de la Pasión. “Crucifixión” de 536 x 1224 cm (las figuras forman una pirámide en el centro). “Apoteosis de San Rocco”, oval en el techo.
En la Sala Mayor, esculturas en madera de Francesco Pianta, representando del retrato de Tintoretto, así como vicios y virtudes.
Hoy, Angela, nuestra guía italiana, ha aprendido lo que significa “¡qué cabrón!” (en sentido positivo, admirativo, y de reconocimiento, y que según cómo se diga, no es un insulto, sino justamente todo lo contrario), y a “scherzare” (bromear, vacilar) con nosotros.
A partir de este momento, roto ya el hielo, con Angela mucho más suelta y relajada, empieza a contarnos las cosas más detalladamente, pues además de ser simpática y agradable, sabía un montón, y lo demostró, y lo que es más importante, con ganas de seguir aprendiendo.
Así la química “y el buen “feeling” con ella llegó a tal punto, que al enterarse de que Carlos “el artista”, tras el viaje solía enviar al grupo un “diario/reportaje” del mismo, y que el otro Carlos, publicaba las rutas en wikiloc, nos facilitó el último día (“un piacere”), su tarjeta de visita para que le enviáramos toda la información de nuestro viaje, como así lo haremos, “bien sûr”.
De verdad, una gran suerte para nuestro grupo el haber tenido a Angela como guía (aunque por supuesto echábamos de menos, y mucho, a nuestra querida Ana).

-Llegamos al Puente de la Constitución de Calatrava, de 2008, que tiene 94 metros de largo, 9,3 de alto, y 5,6 de ancho en los extremos y 9,4 en el centro (los 2,5 millones de € de coste inicial, al final fueron 11 millones), y que está junto a la polémica ampliación del hotel Santa Chiara.
- Vaporetto hasta Lido. Vemos la Villa Eva y el Albergo Ausonia (puro Art Nouveau), con bailarina de Matteo Lo Greco. Hay bicis de cuatro ruedas y para cuatro personas. Capuccinos y cervezas.
- “Trasposto” (impresionante puesta de sol esperando al vaporetto).
- Bellíííísssima vuelta a Rialto, donde llegamos ya casi de noche, descubriendo progresivamente cómo cambia Venecia al ir disminuyendo la luz, aumentando la “bellezza” y el gran encanto que tiene esa ciudad. Y como curiosidad, citar que cuanto más cerca estábamos de Rialto, el tipo de viajeros iba cambiando, cada vez menos indígenas, y en cada parada de vaporetto, más turistas (o al menos eso deducíamos, por su forma de vestir y de moverse, y por el idioma en el que hablaban).
-Cena de “cucina” italiana, y de platos típicos: “Sarde in saor”, “patate al forno”, “insalate mare e verdurine”, “linguini al basilico” y “carpaccio”. Tiramisú, profiteroles y “torta cioccolatto” (postres especiales anti-colesterol, anti-depresión y anti-envejecimiento, jeje). Con vino “Soave” (regularcillo) y grappa“bianca”, no “barricatta”.
Y durante la sobremesa, seguimos aprendiendo con las de “Educación”, pues nos enseñan expresiones “femeninas” más o menos sutiles, que por lo visto solo se usan en conversaciones entre mujeres (y que los chicos nunca habíamos oído), del tipo “deja la firma”, “presenta el cuerpo” o “se presenta con el cuerpo“.
¡¡¡ Superbe !!!
Waypoint

I Frari (1)

Dei Frari
Waypoint

I Frari (2)

Waypoint

I Frari (3)

Waypoint

San Rocco iglesia (1)

San Rocco
Waypoint

San Rocco iglesia (2)

Waypoint

Scuola San Rocco (1)

Waypoint

Scuola San Rocco (2)

Waypoint

Scuola San Rocco (3)

Waypoint

Puente Calatrava y hotel Santa Chiara

Calatravs
Waypoint

Vaporetto a Lido (1)

Waypoint

Vaporetto (2)

Waypoint

Vaporetto (3)

Gfg
Waypoint

Lido

Waypoint

Sunset in Lido (puesta de sol)

Waypoint

Tramonto en Lido

Waypoint

Vuelta a Rialto (1)

Waypoint

Vuelta Rialto (2)

1 komentario

  • argazkia TEUTONORTZI

    TEUTONORTZI 12-may-2017

    El comentario anterior, ídem para todos tus recorridos..... Un abrazo,

Nahi izanezkero edo ibilbide hau