Denbora mugimenduan  4 ordu 41 minutu

Denbora  6 ordu 19 minutu

Koordenatuak 9757

Noiz igoa 6 de julio de 2018

Noiz egina julio 2018

-
-
1.382 m
210 m
0
18
36
72,19 km

Bisitak 188, kokapena 4

Nondik gertu Beasain, País Vasco (España)

Tras la inolvidable jornada txirrindulari del martes pasado por la campa de Urbia y alrededores, a los tres dias, de nuevo con Josean, no me he podido resistir a cambiar de Parque Natural, pasando esta vez del Aizkorri a Aralar, por primera vez en bici.
La etapa la iniciamos en la estación de Renfe de Beasain, desde donde mayormente por bidegorri llegamos y atravesamos Lazkao y por más bidegorri y camino paralelo al río Agauntza, hasta el barrio de San Martin en Ataun.
Justo antes del bar Victor, tomamos la carretera primero y luego la pista de entrada al Parque Natural de Aralar, por la única puerta que no es por caminos. La pista está cerrada para vehículos no autorizados 400 m antes de llegar a Errekabeltz.
Debido a la fuerte polémica que existe sobre la construcción de pistas en Aralar entre los defensores de los ganaderos y los que defienden el medio ambiente de este espacio natural, antes de continuar con el track, describiré en unas lineas, primero los valores naturales del Parque y después la controversia existente entre los partidarios de tan opuestos posicionamientos.
PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE PISTAS EN ARALAR.
La sierra de Aralar está ubicada en territorio de Gipuzkoa y Navarra, pero únicamente la parte guipuzcoana está declarada como Parque Natural. Su paisaje y biodiversidad convierten al área en un entorno de gran valor naturalístico. Por ello, ha sido declarado Zona de Especial Conservación (ZEC) y es parte de la Red europea Natura 2000.
Es un espacio muy idóneo para el pastoreo y excepcional también para el montañismo y otras actividades de ocio, como la que hoy nos lleva.
Urbia, entre las comarcas del Goierri y Tolosaldea, es una referencia paisajística de primer orden, con la emblemática cima del Txindoki (Larrunarri).
El plan de construcción de hasta 15 kilómetros de nuevas pistas de montaña en Aralar ha dividido a quienes justifican la irrupción de excavadoras «en favor del pastoreo y usos ganaderos» y a quienes se oponen por su «impacto medioambiental».
Diez de los quince municipios que conforman la mancomunidad de Enirio-Aralar dieron su aprobación al Plan. La Diputación Foral de Gipuzkoa ha asignado a la mancomunidad 2 millones de euros para construir pistas hasta todas las chabolas de Aralar.
Los municipios que lindan físicamente con Enirio-Aralar son Ataun, Zaldibia, Abaltzisketa y Amezketa.
El tramo de la pista hasta la majada de Goroskintxu, de 1,5 km, ya ha sido construido, al parecer con múltiples irregularidades y graves impactos medioambientales. Este proyecto, según los expertos, incumple la legislación que protege el Parque Natural y la Zona de Especial Conservación, siendo la Diputación Foral de Gipuzkoa la institución responsable de su gestión.
La sociedad científica Aranzadi se opone a la construcción de nuevos caminos y dice que «nosotros nos tenemos que adaptar al medio natural»
Aranzadi advierte de nuevo del impacto ambiental irreversible que tendría construir pistas en Aralar, afirmando que tenemos que ser ingeniosos para hacer compatible el desarrollo profesional de los pastores con el medio ambiente de un espacio en Gipuzkoa que es de los últimos que pueden ir quedando».
Según la Sociedad de Ciencias Aranzadi, el desarrollo de este proyecto no asegura el futuro de la ganadería, y además, acarrea consecuencias severas e irreversibles en el Parque Natural de Aralar.
Hasta la fecha, se han tenido en cuenta únicamente los intereses de un sólo colectivo, el de los pastores y ganaderos, poniendo en peligro el carácter del Parque Natural. No se deben ignorar los impactos que seguirá causando la construcción de pistas en este medio natural.
Las sierras como Aralar son extremadamente vulnerables y de una enorme complejidad ecológica, debido a que engloba acuíferos, paisaje, fauna y flora silvestre, pastoreo, ganadería, patrimonio cultural y montañismo, entre otras actividades lúdicas. Su correcta gestión exige buscar un equilibrio entre todos estos factores.
En resumen, que según Aranzadi, las pistas de Aralar causarán un impacto «severo e irreversible»
PETICIONES:
- Suspender los proyectos de construcción de pistas.
- Someter cualquier decisión que afecte en el Parque Natural de Aralar a la protección de la naturaleza, respetando la legislación vigente, contando con la opinión de la comunidad científica y técnicos expertos en la materia y fomentando la participación y debate de la sociedad.

Continuando con el track, Aralar, por lo que hemos visto hoy, es un entorno ideal para pedalear sobre una bicicleta de montaña (mejor eléctrica para los de cierta edad, que no mayores), disfrutar de sus bellísimos paisajes, hablar con los pastores que te cuentan en sus txabolas su quehacer diario con el ganado (también pastoras, jeje), contemplar cómo en sus extensos prados pastan cientos de cabezas de ganado ovino, vacuno y caballar, y acercarte a alguno de sus monumentos megalíticos: una treintena de dólmenes, túmulos, monolitos, yacimientos en cueva y al aire libre.
Nos desviamos unos centenares de metros para acercarnos al dolmen “Jentillari”. Los gentiles eran personajes mitológicos de gran fuerza, que se les ha representado lanzando piedras gigantes.
Por una pista de piedra entre robles, me acerco a una txabola cercana en la que había una pareja de pastores que tenían a su cargo 600 ovejas latxas.
Regresamos a la pista por la que continuamos hasta encontrarnos en Enirio con unos buenos ejemplares de vacas negras de carne (sin cornamenta).
La pista se ha convertido ya en senda por la que al principio puedes pedalear cómodamente, pero luego en algunos tramos son senderos muy sinuosos con piedra suelta y alguna pequeña roca, que te obliga a ir caminando de la mano con tu inseparable (seguro que los más jóvenes lo hacen encima de la bici pero…con la edad conociendo tus limitaciones, te vuelves más segurola).
En otros tramos, ya de pista, con pendiente superior al 20% y muchas piedras sueltas, en las que no agarran bien las ruedas, te invita a ir por el prado con buena ayuda eléctrica.
Esta información tan detallada es para que mis colegas txirrindularis tengan claro las condiciones del recorrido por si en próximas incursiones, como lo comentaba en la de Urbia, quieren acompañarnos por estos enclaves naturales de tanta belleza.
Finalmente, por pista llegamos a Igaratza en cuya fuente nos hidratamos y disfrutamos de las extraordinarias vistas desde este emblemático paraje.
Por pista, al principio de piedra, con yeguas, caballos y potrillos al lado del camino y, después de tierra, bajamos hasta el aparcamiento del Guardetxe.
Ahora, descenso a ‘tumba abierta’ hasta Baraibar, donde celebramos el “chupinazo” con una “chistorrica y vinico” del año.
Con energías renovadas, pasado Lekunberri, metemos la directa hasta Tolosa, para coger el tren y llegar a comer a casa. Antes paramos en el alto de Azpirotz para sacar una instantánea con el Balerdi al fondo.
La etapa la hemos catalogado de DIFICIL, por los tramos de senda ya indicados, a lo que habría que añadir sus 73 km de recorrido y 1300 m de ascenso acumulado.

Video Parque Natural Aralar
Video Parketxe Lizarrusti en Aralar

video equilibrios Labetxu

video vuelo

video vuelo bis

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanezkero edo ibilbide hau