Denbora  7 ordu 43 minutu

Koordenatuak 3581

Noiz igoa 5 de junio de 2018

Noiz egina junio 2018

  • Balorazioa

     
  • Informazioa

     
  • Erraza jarraitzeko

     
  • Ingurunea

     
-
-
1.095 m
591 m
0
12
24
48,38 km

Bisitak 287, kokapena 8

Nondik gertu Siles, Andalucía (España)

Siles-Embalse del El tranco-GR 247-dia 1

Suena el despertador a las 7:45 de la mañana, aunque las literas de la casita de madera son muy confortables, no hemos dormido demasiado bien. Supongo que en parte porque hacía calor y también por los nervios del inicio de nuestra aventura. Me aseo, me visto y llamo a Miguel que es bastante dormilón y además él prefiere dejarlo todo preparado por la noche mientras yo lo hago por la mañana. Nos vamos a desayunar a las 8:30 h. que ya nos están esperando Amparo y su marido para hacernos unos cafés con leche, unos zumos naturales de naranja y unas tostadas con mermelada y otras con aceite y tomate rayado exquisitas.

Sobre las 10:00 llegan Tomas y Nacho, desayunan (lo mismo que nosotros, aunque nacho añade jamón) aparcamos el coche de Tomas al lado del mío, montamos las alforjas y a pedalear.

Eran las 10:30 h. cuando iniciábamos la ruta por carretera, hasta llegar al área recreativa “Peña del Olivar” lugar donde empieza y acaba el GR-247 y también lugar del que guardo bonitos recuerdos, ya que lo he frecuentado infinidad de veces años atrás con mi familia. Es que no lo he dicho, pero yo, aunque vivo en Valencia, soy nacido (a 60 km de aquí) en Santisteban del Puerto, provincia de Jaén.

Iniciamos el GR-247 y nada más coger la pista de tierra nos encontramos con unos senderistas. Nos cuentan que acaban de terminar el recorrido, que lo han hecho en tres fases y que este era el tercer año y nos indican que aproximadamente a un km hay una fuente (Fuente del Noguerón) donde poder cargar agua ya que Nacho y Miguel como casi siempre salen con los bidones vacíos. Estamos subiendo, la ascensión aunque exigente nos da un respiro de vez en cuando y además recién iniciado nuestro viaje estamos fuertes. Acabamos de subir (tomas pasó toda la subida quejándose de un ruido en su bici) e iniciamos un descenso que nos hace bajar todo lo que hemos subido hasta ahora, Buff! Y empieza a llover, es un agua muy fina y como la temperatura es buena nos va a venir bien para afrontar la ascensión (1072 m.) al puerto de Siles. Aquí nos equivocamos y seguimos por la pista en bajada trepidante a la carretera. Al darnos cuenta del error volvemos para atrás (nos hemos prometido hacer el track tal como lo dibujamos en Valencia) y ascendemos de nuevo al puerto de Siles y retomamos el recorrido. Lo que nos estábamos perdiendo!! Se trata de una bonita y limpia senda de unos 2 km que entre monte bajo y pinos desciende hasta cruzar la carretera pero que continua bajando hasta llegar al área recreativa "los estrechos". Aquí hay una fuente y un puentecillo muy chulo que cruza el rio Orcera y aquí iniciamos de nuevo otra senda (de 5 km) también espectacular que primero en subida, (Tomas sigue quejándose de ruidos en su bici) luego llaneando y finalmente en descenso nos va ofreciendo bonitas vistas de Orcera y deliciosas panorámicas del contraste de estas tierras de Jaén, la fusión del monte con su inmenso mar de olivos.

Al acabar la senda, (818 m) cogemos una pista entre olivos que por su gran desnivel (23%) a Miguel y a mí nos hacen poner pie a tierra. También en alguna fase a Nacho que en ese momento había cambiado la bici con Tomás. Bueno, esta subida si es dura, dura. Se trata de 1800 m con un desnivel medio del 16% y como he dicho antes con rampas de hasta el 23% de desnivel. Pero que vale la pena, eh!! Tiene unos 300 metros de ladera entre olivos que empalman con una bonita senda ciclable de principio a fin (si tu condición física lo permite) que nos mete directamente en la población de “Segura de la Sierra”. Pueblo precioso (1100 m de altitud) que conserva casi intacto el trazado medieval de sus calles. Aquí miguel y yo visitamos sus baños árabes y dimos una vuelta por sus calles. Antes de reagruparnos con Tomas y Nacho que nos dejaron andando en la anterior subida a merced de los buitres, ca...nes!!. Comimos en el restaurante “Mirador de Peñalta” entre otros: Ajo pringue, Migas de pan, choto con ajos y andrajos con bacalao, todos ellos guisos típicos exquisitos. Su dueña nos explicó la elaboración y el origen de cada plato (por cierto Platos generosos en cantidad y calidad) desde aquí les mando un saludo y mi promesa de que volveré.

Después de comer, Nacho y Tomas (los jabalíes) deciden subir al castillo, mientras que Miguel y yo (los gorrinos del grupo) decidimos continuar con el track a la altura de los baños árabes.

Ahora y dentro de la población todavía tenemos un descenso de unos 200 m. con algún mirador y algunas escaleras también (desniveles negativos de 36%) que nos sacan a la carretera para encarar una senda en descenso muy técnica (aunque sin peligro) de 1500 m. que nos saca a una pista asfaltada hasta la aldea del “Batan” (impresionantes y bonitos rosases en sus fachadas) donde retomamos la carretera que viene de Segura y que tras 12,5 km casi siempre picando hacia abajo (menos una pequeña tachuela) nos llevará ya por fuera del GR-247 (en este tramo no es ciclable) hasta el “Embalse del Tranco”. Aprovecho para decir que mucha información y este recorrido esta copiado en su gran mayoría del blog de http://rutasbttlasliebres.blogspot.com/2014/06/gr-247-bosques-del-sur-en-bicicleta-de.html a los que saludo desde aquí y doy las gracias por tan maravilloso recorrido.

Dejamos la carretera justo donde empieza la cola del pantano, y por una preciosa pista que pronto se convierte en senda pero siempre a la vera del agua, entre árboles, vegetación, y murmullos de arroyos que desembocan en el embalse, vamos sorteando constantes repechos y bajadas cortas durante 6 km hasta llegar a una subida “Trampa” de 1,5 km que nos saca del embalse y nos devuelve de nuevo a la carretera. Aquí tengo que decir que nosotros en todo momento fuimos respetando el track pero que si se quiere se puede continuar pegado a la orilla del embalse y así evitar esa subida.

Al final de esta subida nos volvemos a reagrupar todos, nos echamos unas risas, nos hacemos unas “afotillos” y continuamos nuestro camino por carretera en dirección a Cazorla y que tras rebasar la presa giramos por una pista a la derecha que asfaltada primero (en descenso) y de tierra después (en ascenso) nos lleva a el Hotel rural “Hospedería las Cañadillas” (18:30 h.) donde nos espera Juan Antonio (persona que a la postre va a ser clave en nuestro viaje, sobre todo en el de Tomas) para darnos las llaves de nuestras habitaciones y poder disfrutar de una merecida ducha.

Después de la ducha a Tomas se le pasan las prisas que ha llevado durante todo el recorrido y decide preocuparse del ruido de su bici. Total que nos bajamos todos menos Nacho, (que se queda haciendo un rato la siesta) para mirar ese ruido engrasar y preparar las bicis para el día siguiente, cuando de repente Tomas se hecha las manos a la cabeza pues se había dado cuenta de que el tirante trasero izquierdo del cuadro de la bici estaba segado, roto, partido. Cosa que ya le había pasado el año anterior y que le había hecho volverse a casa.

Pero esta vez no va a ser igual. Tomás es el mecánico del grupo, MacGyver es una mona comparado con él. También es el más mayor del grupo, es un portento físico, es nuestro “Medievo”, es ese ser que si tienes a tu lado te hace sentir seguridad, (lástima que siempre lleve prisa) es una persona que día tras día nos demuestra que él para vivir solo necesita una navaja.

Así que pone su pone su cabeza en funcionamiento y empieza a hablar en voz alta dando soluciones que se le van ocurriendo y por lo tanto involucrándonos a todos que vamos aportando también nuestra ideas y él va cogiendo lo que quiere. Y aquí es donde de nuevo entra Juan Antonio, pues finalmente decidimos hacerle al cuadro una especie de entablillado (como cuando una persona se rompe el hueso de una extremidad) para lo cual Juan Antonio nos ofrece trozo de manguera de alta presión, pegamento de plástico, bridas y abrazaderas que tiene él en su almacén para el mantenimiento de su hotel. A contra reloj (porque así es como se le activa la cabeza a Tomas) moldeó la manguera, pegó el tirante junto a la manguera, atornillo las abrazaderas y ensambló las bridas. Un torniquete perfecto, una obra maestra que firmaría cualquier cirujano y que a la postre nos hizo acabar los cinco días de ruta sin novedad. A pesar de que en días posteriores el barro fue protagonista pues se le apelmazaba y frenaba la rueda en ese entablillado.

Gracias por todo Juan Antonio gente como tú se necesita en este tipo de aventuras.
campamento

Camping Río los Molinos

Lugar de inicio de Nuestra ruta por el GR-247 donde pasamos la noche anterior al inicio y nos permitieron dejar los coches y ducharnos al finalizar nuestro 5 día de ruta.
fuente

Fuente

Fuente del Nogueron
foto

Foto

panoramica

Foto

panoramica

Subiendo a Segura de La sierra

Fotos y videos
Hondakinak

Segura de la Sierra

Baños Arabes
Waypoint

El Yelmo

Video sobre el Yelmo y foto de Miguel con Hornos enfrente
Aintzira

Embalse del Tranco

Foto en el Pantano del Tranco
foto

Arroyo

Arroyo desembocando en el Pantano del Tranco
Waypoint

De risas

De risas los 4
refugio

Hospederia las Cañadillas

Hotel rural "Hospederia las Cañadillas"

2 iritzi

  • argazkia rutadura

    rutadura 12-jun-2018

    Cuando una termina siempre nace la siguiente aventura, con está el trayecto elegido no cabe duda que los días prometen durante todo su recorrido.
    El resumen de este primer día y tras leer tu crónica, demuestra el poderío físico y mental que hay que entrenar para llevar a cabo el trabajo realizado en casa durante meses.
    Enhorabuena y esperando el resto de esa aventura, que seguramente me llevará a planear la próxima para mis huesos y los de aquellos que decidan acompañarme, saludos para Miguel, Nacho, Tomás y el precursor de esta iniciativa Mateo.

  • argazkia ilugoo7

    ilugoo7 12-jun-2018


    Me cuesta mucho escribir y expresar lo que veo y lo que siento en cada aventura. Haber si me armo de valor y continuo escribiendo.
    Si te decides a pedalear por estas tierras, te aseguro que no te arrepentirás. Cada día es distinto paisajisticamente hablando, y ningúno tiene desperdicio.
    Gracias por tu apoyo y gracias por valorar

Nahi izanezkero edo ibilbide hau