-
-
287 m
-38 m
0
11
22
43,08 km

Ikusita 890 aldiz, jaitsita 16 aldiz

Nondik gertu: Astrabudua, País Vasco (España)

Comenzamos cerca de la estación de metro de Leioa en el Bolevard de Udondo. En este punto cogemos el bidegorri que parte de Leioa y llega hasta la playa de Sopelana. En la calle Estartetxe de Leioa nos salimos del Bidegorri para recoger a Raúl. Para acortar el trayecto, de nuevo en la zona de Artaza nos desviamos ligeramente del bidegorri, y continuamos por la calle de Iturgitxi, hasta enlazar definitivamente con el carril bici a la altura de Fadura.

Desde este último punto, llegamos por el Bidegorri hasta Sopelana, pasando junto a Berango. Para llegar hasta Urduliz es inevitable circular por carreteras. Para hacerlo en la menor longitud posible, desde el final del bidegorri tomamos la glorieta a la derecha en sentido a la carretera BI-2122, la cual es necesario recorrerla en unos 400 metros. A continuación se toma un camino a la derecha que nos lleva hasta Sopelana.

Desde este punto hasta Urduliz se va por carreteras secundarias (con muy baja intensidad de tráfico). Una vez se llega al barrio de Elortza, en vez de tomar la carretera BI-634, se sigue por carreteras secundarias por el barrio de Dobaran.

Más adelante, en la intersección con la carretera BI-634, se sigue hasta la primera intersección para tomar la carretera BI-3105 que sube hasta el barrio de Elizalde, donde se toma a mano izquierda un vial, que nos llevará hasta unos caminos que bajan de nuevo hasta la carretera BI-634, pasando por el barrio de Libarona y circulando ya en paralelo al río Butrón.

Posteriormente nos adentramos en la carretera que va junto al río Butrón, al otro lado de la carretera BI-634. En este punto es necesario acercarse hasta el castillo de Butrón, de gran belleza. El castillo de Butrón es un edificio de origen medieval ubicado en el término municipal de Gatica. Los orígenes del edificio se remontan a la Edad Media, si bien su aspecto actual responde a una remodelación muy profunda, efectuada en el siglo XIX por el marqués de Cubas. Tomando como base los cimientos y parte de las torres cilíndricas, se erigió el resto según el gusto germánico, con gran dosis de fantasía, lejos del prototipo de castillo propio de la región. La construcción se concibió más como pasatiempo y atracción visual que para obtener una casa habitable; de hecho, es muy incómodo como vivienda, ya que las torres no tienen demasiado espacio útil y algunas estancias se conectan entre sí mediante pasarelas y escaleras al aire libre. El edificio se rodea de un exuberante parque, con palmeras y especies exóticas. Todo el conjunto fue adaptado por un tiempo como establecimiento hostelero con espectáculos de ambientación medieval. Posteriormente resultó embargado y sacado a subasta. Actualmente el Castillo es propiedad de INBISA (Grupo Empresarial).

Por tanto, se sigue por la carretera que discurre junto al río, con una gran cantidad de árboles que dan sombra, muy agradable con tiempo caluroso. Al final de esta carretera se continúa por el camino que llega hasta Andraka. Las primeras rampas son prácticamente impracticables, pero enseguida mejora su aspecto y se puede circular sin ningún problema.

En Andraka se toma la carretera BI-2120 sentido Plenzia durante unos 1,4 km, hasta una intersección con un camino a mano derecha (cuidado de no pasárselo, ya que se baja bastante rápido y el camino apenas se ve). Se continua por este camino, hasta el vial que llega hasta el barrio de Berreaga. El camino en tierra compactada se encuentra en perfectas condiciones. Se continúa por carreteras vecinales hasta el km 35, donde se toma una pista forestal en tierras recién removidas por un bulldozer, para poder llegar a lo alto del monte de Ermua. El ascenso por este camino se hace tedioso, debido al cansancio acumulado en las piernas y lo poco compactado del terreno, con gran cantidad de ramas de los arboles colindantes, que han sido destrozadas por la maquinaria. En lo alto hacemos una parada técnica para recuperar fuerzas y meter algo de energía al cuerpo.

A partir de aquí comienza lo más divertido de la ruta. El camino mejora y por fin comienza la bajada junto a los acantilados de Gorliz. Las vistas desde algunos puntos son espectaculares, viéndose al fondo el faro de Gorliz. En algunas zonas pasamos por praderas junto a vacas. En el tramo final del descenso el camino se transforma en una pista pavimentada, que llega hasta la playa de Gorliz.

Finalmente seguimos por el bidegorri que va por la línea de costa hasta la estación de Metro de Plenzia (en algunos tramos, donde la acera es estrecha no metemos en la carretera), donde tomamos el metro de vuelta hasta Leioa.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanez gero edo ibilbide hau