Jaitsi

Desnibel positiboa

60 m

Zailtasun maila

Ertaina

Desnibel negatiboa

60 m

Gehieneko garaiera

160 m

Trailrank

45

Gutxieneko garaiera

59 m

Ibilbide mota

Zirkularrak

Koordenatuak

2755

Noiz igoa

26 de mayo de 2016

Noiz egina

mayo 2016
Izan zaitez lehena txalotzen
Elkarbanatu
-
-
160 m
59 m
62,75 km

Ikusita 1732 aldiz, jaitsita 85 aldiz

Nondik gertu: Salou, Catalunya (España)

Nuevamente me lanzo a descubrir el entorno de Salou y para ello vuelvo a alquilar una bici, esta vez con la suerte de que en vez de ser de hierro forjado, ésta debe ser de acero fundido. No es que sea nada del otro mundo pero por lo menos hoy voy a poder meter el plato pequeño si es necesario. Se suele decir que para dar una vuelta cualquier bicicleta es buena y estoy dando fe de ello, aunque sea a base de mucho sufrimiento.
Mi primera intención era llegar hasta el Pantano de Siurana pero me doy cuenta de que el kilometraje es excesivo por lo que decido acercarme hasta la Ermita de la Madre Deu de Puig Cerver. La ruta tiene 63 Km y unos 900 m de desnivel pero se me ha hecho tremendamente dura. No tanto por el desnivel o por lo complicado del trazado, sino por las características de los caminos. Y es que los caminos de tierra, y especialmente los que discurren por las ramblas, son muy arenosos, la bicicleta se hunde y cuesta mucho esfuerzo mover la bici. Con todo, me ha llevado 4 horas exactas hacer el recorrido completo.
Comienzo la ruta callejeando por Salou hasta cruzar las vías del tren y hacer el primer alto en la bonita Torre Vella. Había pasado varias veces junto a ella y debía ser la concentración o el despiste, pero no me había percatado en la torre. Tras las fotos de rigor continúo la ruta y enseguida encuentro los primeros caminos, tanto asfaltados como de tierra. Al igual que en mi anterior ruta también me cruzo con numerosos conejos con lo que ya doy por hecho que aquí debe haber una plaga de ellos. Para completar la fauna, casi al final de la jornada estoy a punto de atropellar a una culebra de casi dos metros de longitud que cruza apaciblemente la rambla.
Así, entre campos de olivos, almendros y plantaciones recientes de melocotoneros paso por Riudoms y llego a Les Borges del Camp, siempre en continuo ascenso, aunque de momento plácidamente ya que los caminos son cómodos para rodar.
Prácticamente sin llegar a entrar en Les Borges, a la altura de un colegio, bajo hacia la rambla, Riera de Alforja. Aquí podemos decir que comienza el suplicio para ascender hasta encontrarnos con la carretera C-242 en el kilómetro 28 de la ruta. Este suplicio primero se debe al camino de la rambla que como comentaba anteriormente es duro de recorrer y posteriormente, cuando llegamos a la altura de Alforja, porque el camino aumenta la pendiente hasta llegar a la carretera a la altura de una cantera. Para el que no quiera sufrir tanto, la alternativa sería subir directamente por la carretera. A ambos lados de la rambla se pueden contemplar lo que supongo que serán antiguas casas de campo señoriales muy bonitas, aunque al estar encerrados en la propia rambla muchas veces el entorno no es que sea muy bonito.
A partir de encontrarnos con la carretera comienza para mi la parte más bonita de la ruta que es el ascenso a la Ermita de Puig Cerver. El camino está indicado en la carretera con un cartel, que nos recuerda que si todavía no hemos tenido suficiente todavía nos quedan 7 km de ascensión, y se toma en el mismo instante que se llega a la carretera por lo que no llegamos a circular por el asfalto. Los primeros metros del camino son los más duros, luego el camino se suaviza aunque nos encontraremos con varios tramos duros de superar. Además de que el camino es muy cómodo para ciclar, el entorno es espectacular rodeados de tan frondoso bosque mediterráneo. El día no acompaña del todo porque hay una ligera neblina pero aún así las vistas durante toda la subida bien merecen la pena el esfuerzo.
Así, 34 km y 2 horas y media después de haber salido de Salou hacemos cumbre al llegar a la Ermita, la cual no tiene nada de especial, arquitectónicamente hablando, salvo paisaje natural que la envuelve.
Como todo lo que sube tiende a bajar, ahora debe quedar la parte divertida y fácil de la ruta que es la vuelta a Salou. Esto es lo que pensé al incorporarme nuevamente a la bici después de haber hecho alguna foto, pero el regreso a Salou ni fue tan divertido ni mucho menos fácil.
Lo que es la bajada propiamente dicha hasta Riudecols no es que dejase de ser divertida, es que, sin ser técnica tampoco es cómoda por la pedregosidad del camino, a lo hay que sumarle para ganar inseguridad que voy con una bici que no es la mía y que ahora veo que tiene mucha holgura en la horquilla delantera.
Y a partir de Riudecols la vuelta se me hizo muy larga, en parte por el cansancio acumulado de la propia ruta y la que había hecho dos días antes, pero sobre todo por los caminos arenosos que someten al ciclista a un esfuerzo adicional para superarlos, incluso yendo en descenso.
Ahora ya analizando la ruta desde la tranquilidad de la tumbona de la piscina del hotel he de confesar que me encuentro treméndamente cansado a pesar de que el desnivel de las rutas que estoy haciendo tampoco haya sido excesivo. Supongo que como decía será no sólo cosa del desnivel sino de una bici que no es la mía y sobre todo de los caminos que machacan tanto o más que las subidas. Eso si, bien merece la pena el esfuerzo.

Ikusi gehiago external

Eraikin erlijiosoa

Ermita Puig Cerver

Ermita Puig Cerver
Gaztelua

Torre Vella

Torre Vella

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanez gero edo ibilbide hau