-
-
820 m
598 m
0
13
26
51,09 km

Ikusita 127 aldiz, jaitsita 6 aldiz

Nondik gertu: Aravaca, Madrid (España)

Ruta que lleva a ascender el vértice Madroñal, un cerro que es una suerte de balcón que domina la planicie madrileña, como un primer escalón de la Sierra.
Empezamos atravesando el Pinar de Oriol (Monte del Pilar) por el estrecho corredor que hay entre zonas privadas para llegar a la Urbanización Pinar del Plantío.
Un trecho urbano y de carril bicil nos lleva a la pista de servicio del Canal de Isabel II.
Un rápido descenso nos conduce hasta la depuradora de El Plantío. Se puede superar el desnivel por la propia conducción, pero optó por dar un rodeo en un intento estéril de evitar el mal olor del lugar.
Retomo la pista hasta llegar al río Guadarrama en un claro descenso por la pista con un firme quebrado y muy seco en este otoño, hay cierto peligro sobre todo porque nos juntamos varios ciclistas en este tramo.
Para esquivar la carretera entro en la Urbanización Villafranca del Castillo, retomo la pista, aunque parece que no hay salida, el paso está cerrado para vehículos, pero se puede pasar con la bici por un vado practicado a la izquierda. Tras una fuerte rampa asciendo una loma y llego a un cruce de caminos. Opto por virar a la derecha y avituallarme [café con 2 de azúcar y croissant] en Villanueva del Pardillo.
Reinicio la ruta para subir al vértice y, para que la salida tenga aliciente, lo hago por su parte trasera, no hay problema para orientarse porque está jalonado como senda del Parque Regional del Guadarrama.
La subida es corta pero dura, con tramos descarnados, no hay curvas para tomar aliento ni casi zonas de descanso; hay que subir o subir, sin matices y sin negociación posible: apretar los riñones y echar el cuerpo adelante porque el piso derrapa y obstaculiza.
La temperatura, impropia de esta época, o ya no, añade un plus de dureza, pero no es demasiado larga y alcanzo el collado sin novedad.
Se ha abierto la veda y se oyen disparos aislados. Quiero bajar por un camino distinto, pero me topo con un cazador con fortuna (perdices, conejos y liebres, cuelgan de su cinto) y tras comentarme que estamos en un coto, decido por seguridad coger la antigua carretera de Colmenarejo a el Pardillo.
Se baja en un avemaría y vuelvo por el camino ya rodado, que la hora aprieta y no hay que llegar tarde.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanez gero edo ibilbide hau