Denbora  3 ordu 37 minutu

Koordenatuak 2904

Fecha de subida 23 de diciembre de 2018

Fecha de realización diciembre 2018

-
-
231 m
-8 m
0
12
25
49,74 km

Bisitak 83, kokapena 2

Nondik gertu Bezi, País Vasco (España)

Tras coger un tren de la FEVE en Bilbao - Concordia aparezco en el apeadero de Traslaviña, lugar de inicio de la Vía Verde. El recorrido sigue el trazado de varios trenes minero que sacaban el mineral de los montes y lo bajaban a la costa donde era embarcado para su transformación en metal, si no era transformado in situ. La VV, es un recorrido magnífico por los montes hasta acabar en la gran ciudad, aunque por esta vez, recomendaría hacerla en sentido contrario: tiene que ser una gozada salir de los ruidos, los humos, y ver cómo la naturaleza te acoge poco a poco en su seno.
El primer tramo de bajada tiene buen desnivel, aunque pronto se suaviza y ya pasa a ser la inclinación normal de una vía férrea. Al primer kilómetro, sorpresa: todos los hitos están marcados con un poema. Y pronto llega el primer túnel, iluminado a voluntad gracias a un pulsador. Aun así, mejor llevar una luz digna en la bici, no una de esas de carril bici para que nos vean.
Pronto aparecen cargaderos de material al lado de la vía, hornos de transformación... y una cantera, que obliga a la vía a dar un rodeo y a quien haga el recorrido a sufrir el repecho. Tras este rodeo pronto se vuelve al recorrido antiguo, y se cruza el pueblo de El Castaño.
Aunque casi todas las carreteras se cruzan a nivel, y tienen poco tráfico, la más importante se cruza por un puente de madera. Poco después se llega a unas naves industriales a las que se accede por otra rampa, y se retoma el trazado del tren. O es otro distinto, no sé, pero seguimos hacia la costa.
Ya con el mar a la vista, y la refinería también, abandonamos la tierra y tomamos asfalto en forma de bidegorri pegado a una carretera que serpentea por la ladera del monte, hasta llegar a Gallarta. Donde marco el waypoint se divide el bidegorri: a la izquierda, la playa de Muskiz, a la derecha Bilbao, camino que yo tomé. Un camino pleno de puentes, de bajadas fuertecillas, y más comparadas con lo que estaba acostumbrado en la VV, y paralelo a la autopista hasta que llega a Barakaldo, y ahí me voy pegado a la ría. Y ya por ahí me perdí bien perdido, es lo que tiene no cargar el track y navegar a tientas. Tras un par de rodeos buscando un bidegorri que me dejara cerca del Euskalduna y el Guggenheim abandono la navegación y voy a tiro hecho, por Basurto y la calle Autonomía hasta llegar al aparcamiento donde dejé el coche horas antes, al lado de la estación. Muy buena Vía Verde, con alguna rampa inusual, pero una gozada en otoño

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Si quieres, puedes o esta ruta