Denbora  3 ordu 39 minutu

Koordenatuak 1063

Noiz igoa 7 de agosto de 2012

Noiz egina agosto 2012

-
-
1.091 m
-17 m
0
3,6
7,2
14,38 km

Bisitak 2519, kokapena 51

Nondik gertu Santurce, País Vasco (España)

Pues no, no es posible ir desde Santurce a Bilbao por toda la orilla, ni aunque te arremangues la falda ni luzcas pantorrilla. Y no lo es desde aproximadamente mediados del siglo XIX, cuando empezó la industrialización masiva de la la ría del nervión y su posterior encauzamiento. Es más, hoy es casi posible, más que hace 30 o 40 años, cuando la actividad industrial no había decaído. Sólo hay dos tramos, en Sestao y Luchana, donde tenemos que apartarnos de la orilla. La intención de las instituciones es que la margen izquierda de la ría sea "paseable" a medio plazo, pero a costa de llevarse por delante el patrimonio histórico/industrial de la zona, desde Zorrozaurre hasta la desembocadura del Nervión. A falta de grandes catedrales y monumentos artísticos, el patrimonio de Bilbao y su entorno es el que es y no tiene por qué renunciar a él. La industria pesada es un cadáver que dejó un montón de chatarra y contaminación, pero no hay por qué deshacerse de todo.
Este recorrido no es senderismo. Al menos no de montaña. ¿Senderismo interurbano? Bueno, puede ser, pero sí es, desde luego, un más que interesante recorrido de unos 15 kilómetros por casi toda la margen izquierda del Nervión, desde su desembocadura hasta Bilbao. Nosotros detuvimos en gps en el barrio de Olaveaga, pero quien quiera puede seguir por casi toda la orilla hasta Ollargan, que ya no es Bilbao sino Arrigorriaga. Eso sí, al llegar al puente del El Arenal, tienen que cruzarlo y seguir por La Ribera hasta el puente de San Antón, donde se vuelve a cruzar la ría y se sigue por Urazurrutia hasta La Peña, en el límite de Bilbao con Arrigorriaga.
Quienes quieran ir por toda, absolutamente toda la orilla, lo tienen que hacer por la otra margen, desde Las Arenas a La Peña, pero no por Urazurritia, sino por Achuri y el Camino de Los Caños.
Iniciamos el recorrido frente al restaurante Mandanga, cerca de la estatua de la Virgen del Mar. yendo por toda la orilla hasta la Acería Compacta de Vizcaya por Portugalete.
Puente de Vizcaya, en Portugalete. Ahí donde lo tienen, es Patrimonio de la Humanidad. Seguimos por toda la orilla hasta la Acería Compacta de Vizcaya.
Acería Compacta de Vizcaya. Girar hacia la izquierda nos hizo comprobar que ya no podíamos seguir por toda la orilla. Hay que ir por la derecha, alejándose de la ría, cuyo margen abandonamos durante un buen trecho. Nada más enfilar la calle, vemos al fondo los restos "fósiles" de lo poco que queda del edificio de los Altos Hornos de Vizcaya. ahí podemos ir por la carretera que se eleva o, como hicimos nosotros, seguir la calle y cruzar hacia La Iberia por un paso inferior bajo las vías del tren de cercanías. Subimos hasta llegar a la antigua carretera nacional, donde giramos a la izquierda. Pronto llegaremos a la altura de los últimos restos de Altos Hornos de Vizcaya. Justo en frente hay una zona con interesante arquitectura civil del siglo XIX, pero en lamentable estado de abandono. Seguimos unos metros por la carretera hasta el siguiente punto. Pero antes de todo ésto merece la pena detenerse un momento en este punto y leer la placa con los versos de Blas de Otero, siempre hermosos, siempre sabios.
Descendemos por las escaleras hacia el trazado del tren de cercanías, hacia la estación de Sestao, donde volvemos a la carretera. Hace años abundaban en esta carrertera los edificios de viviendas construidos a finales del siglo XIX y principios del XX, en muy mal estado, ciertamente: eran infravivienda. Se optó por la demolición en vez de por la restauración y, como resultado, hoy sólo vemos uno de esos edificios; creo que era en este único edificio que sobrevive, donde había un bar-restaurante llamado "William Blake: El Matrimonio del Cielo y el Infierno". No se comía especialmente bien, pero la música que sonaba en directo era de lo más variado: tríos de jazz, cuartetos de cuerda, música barroca... Y con las chimeneas de Altos Hornos echando fuego como telón de fondo. No volveremos a ver sitios como ese. Después de la estación de Sestao volvemos a la carretera, pero en seguida la dejamos y volvemos a descender hacia los terrenos que eran de la Naval de Sestao, hoy en plena reconversión/degradación/regeneración. Seguimos por la carretera, aún lejos de la orilla, hasta una rotonda en el extremo del polígono industrial, que es el acceso y salida a la carretera. Debemos seguir rectos, por donde está la señal de dirección prohibida; ahí, por la izquierda hay una pequeña acera de hormigón que va a parar un sendero que va bordeando la N-640 hasta una rotonda con un barco en el centro, ya al lado de nuestro siguiente punto del recorrido.
Puente de Galindo. Llegamos al puente viejo por debajo del nuevo, siguiendo el bidegorri o vía para bicicletas. Límite entre Sestao y Baracaldo, hasta hace relativamente pocos años por este puente, hoy peatonal, pasaba la N-640 con un tráfico infernal. Y una línea férrea de vía estrecha, de la que queda una locomotora como monumento. Cruzamos a Baracaldo y giramos a la izquierda, siguiendo el margen del Galindo, que nos llevará, de nuevo, a la orilla del Nervión.
Cargadero de La Franco-Belga. En su día había cientos de cargaderos como este a lo largo de la ría del Nervión. Hoy sólo quedan unos pocos y este es el único restaurado. Los demás languidecen en espera de que se haga algo con ellos o los derriben. Seguimos caminando por la orilla hasta otro cargadero sin restaurar, donde tenemos dos opciones: una, la que seguimos nosotros, seguir el camino de hormigón que gira a la derecha y nos aleja de la orilla; la otra es seguir rectos atravesando la maleza (no es difícil) y seguir un trecho por la orilla hasta la confluencia del Cadagua con el Nervión, donde están los terrenos vallados de la Unión Riotinto y la Electrica Babkock, donde giraríamos a la derecha, alejándonos de la ría, hasta llegar al mismo punto al que se llega si se toma la opción primera: un paso elevado sobre el ferrocarril de cercanías en Luchana. Y no, esta no es la Luchana de la batalla del Puente de Luchana: esa está al otro lado de la ría , casi en frente. Cruzamos dicho paso elevado y llegamos de nuevo a la N-640, alejados de la orilla, que recuperaremos ya en Bilbao. De momento seguimos por Luchana en dirección a Burceña.
Parroquia de Nuestra Señora de la Natividad en Burceña. En este punto dejamos la carretera para ir hacia el río Cadagua. Pasamos por delante de la iglesia, edificio más bien poco interesante y, enseguida, a la izquierda encontramos otro paso elevado sobre la línea del tren. Lo cruzamos y giramos por la calle a la derecha, hacia el Puente de Burceña.
Puente de Burceña sobre el Cadagua, N-640, límite entre Bilbao y Baracaldo. Entramos a Bilbao por el barrio de Zorroza. Al poco de cruzar el puente, giramos a la izquierda por la calle de Hermógenes Rojo hasta la calle Barinaga, por la que giramos a la derecha. Esta calle mide poco más de 100 metros y nos lleva hasta una nave industrial, donde giramos a la derecha para bordearla hasta que nos encontremos de nuevo con la ría, por la que seguiremos hasta el final.
Olaveaga. A lo largo del tramo que nos lleva de Zorroza a Olaveaga tenemos al otro la do de la ría la península de Zorrozaurre, donde conviven las naves industriales, las viviendas y otros edificios civiles. Sigue viviendo bastante gente, aunque cada vez menos; sigue habiendo actividad industrial, aunque cada vez menor. La mezcla es increíble y en relativamente poco terreno: desde caseríos agrícolas del siglo XIX (casi todos abandonados) a naves industriales de principios del XX y edificios punteros del siglo XXI. Pero lo que más abunda son las naves de los años 50 y 60 del siglo pasado. El barrio merece un paseo detallado, sobre todo quienes sean aficionados a la arquitectura industrial. Nosotros apagamos el gps frente al bar Karola, en Olaveaga, pero se puede seguir por la orilla hasta La Peña, en el extremo opuesto de Bilbao, donde nos toparíamos con Ollargan, que ya es Arrigorriaga.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanezkero edo ibilbide hau