Denbora  2 ordu 56 minutu

Koordenatuak 236

Noiz igoa 4 de noviembre de 2014

Noiz egina octubre 2014

  • Balorazioa

     
  • Informazioa

     
  • Erraza jarraitzeko

     
  • Ingurunea

     
-
-
816 m
432 m
0
1,1
2,3
4,57 km

Bisitak 7431, kokapena 520

Nondik gertu Sainte-Engrâce, Aquitaine (France)

Acceso. Google Mapas
https://goo.gl/maps/ATsh2V35Xt1rJ6bbA


La Garganta (Gorges) o cañón de Kakueta ha sido una auténtica sorpresa en este viaje. Una de las rutas en las que más hemos disfrutado

Es un desfiladero de 4,5 km formado por el río Uhaitza. Se sitúa en el municipio de Sainte-Engrâce el País Vasco Francés en la parte occidental del Pirineo

El Kakueta nace en el collado de Urdaite o Arrakogoiti en el límite fronterizo con Navarra, cerca de Isaba.

La garganta es un estrecho desfiladero abierto en la piedra caliza repleta de cuevas, grutas y cascadas. En el mismo, el río va recibiendo aportes de corrientes subterráneas provenientes del sistema kárstico de Larra

El desfiladero, horadado por río Uhaitza, está preparado para la visita turística en una longitud de algo más de 2 km. Un recorrido habilitado mediante pasos en la roca y puentes permite la visita. Destacan las altas paredes repletas de cuevas por las que, en muchas ocasiones, surgen vías de agua formando cascadas.

Nos sorprendió tener que pagar por entrar (5 €), pero una vez que hemos realizado la ruta, vemos que compensa el esfuerzo de hacer accesible el recorrido y su mantenimiento y recursos de seguridad como un sistema de comunicación de emergencias cada 500 m aproximadamente. Funcionan a modo de walki talkie. Se habla mientras se pulsa un botón. Parece que, en caso de que tormenta, suena una alarma para que los senderistas vuelvan al inicio, ante la posibilidad de que se inunde la garganta. Está cerrada del 15 de noviembre al 15 de marzo, así como en caso de lluvias fuertes.

También incluye el precio, el uso de cascos, concretamente en la cueva. Es aconsejable ponérselos, por los posibles desprendimientos. En el resto del sendero no se suele utilizar, porque está bien protegido con redes.

Aún así, es necesario tomar precauciones. Las pasarelas con suelo de madera adosadas a las paredes rocosas pueden estar resbaladizas.

Más peligroso puede ser el tramo que se anda sobre roca calcárea, resbaladiza con agua, algo muy frecuente. Se ven los agujeros de barrenos que tuvieron que utilizar para hacer el sendero

Al final de la ruta están dos puntos atractivos: la cascada, que se puede rodear por detrás, en una especie de abrigo rocoso. El agua sale por una gruta a unos 40 m de altura. El otro punto de interés es la cueva, en la que también hay que tener cuidado, no sólo por los desprendimientos, sino sobre todo por el suelo de roca resbaladiza. Es más alta que ancha, en realidad es estrecha pero con poco fondo que se pueda visitar.

Es recomendable usar calzado adecuado, con suela nueva con buen agarre. Las personas frioleras deberían llevar algo de ropa de abrigo, incluso en verano, si van muy temprano o última hora (no dejan entrar a partir de las 17.00 h), ya que hay mucha humedad y poco sol, apenas entra la luz.

Se ven a padres con sus hijos de todas las edades: unos con mochila portabebés y otros llevando al niño de la mano, pero hay que extremar la vigilancia y el cuidado. El padre debe tener cuidado de sí mismo y de su hijo/a, algo complicado para la seguridad de ambos. En algunos tramos hay un cable al que sujetarse, pero en otros, no.

DATOS GEOLÓGICOS DEL MACIZO DE LARRA

Macizo situado en el Pirineo navarro. Forma parte de una unidad geológico-estructural de naturaleza fundamentalmente calcárea que se extiende a ambos lados de la frontera franco española y abarca, en el lado español, territorios de Navarra y Huesca, en término de Isaba. En la vertiente meridional se localizan las cabeceras de los valles de Roncal y de Ansó, mientras que al norte se sitúa el valle francés de Sainte Engrace. También se conoce con el nombre de Piedra de San Martín.

El relieve es abrupto y la altitud considerable. El pico de Anie (2.507 m) situado en territorio francés es el más alto de la región y la cumbre pirenaica más occidental que sobrepasa los 2.500 m. Otras cimas destacadas son la Mesa de los Tres Reyes (2.428 m), máxima cota de Navarra, Petrechema (2.374 m), Arlás (2.044 m), Lákora (1.877 m), etc.

Los aproximadamente 120 km2 de la unidad corresponden a la cobertera mesozoica que recubre las rocas aleozoicas y permotriásicas de la Zona Axial Pirenaica. Precisamente el afloramiento de este basamento en la cabecera de la vertiente de Lescun constituye el límite oriental del Macizo de la Piedra de San Martín. Está constituida principalmente por rocas carbonatadas del Cretácico superior; la formación que alcanza mayor desarrollo, con un espesor aproximado de 250 a 300 metros, es la denominada “caliza de los cañones”, perteneciente al Santoniense. También existen afloramientos más reducidos de calizas con silicificaciones, de tonos más oscuros, de calcoesquistos y de flysch esquistoso-arenoso que corresponden a la parte alta del Cretácico superior.

Las citadas rocas mesozoicas se apoyan discordantemente sobre materiales triásicos y paleozoicos. Todo el conjunto presenta inmersión hacia el oeste. Además, el zócalo inclinado hacia el norte, y basculado por fallas, condiciona el buzamiento general (10 a 30º hacia el norte) de la serie cretácica. Esto le permite ocupar los afloramientos durante unos 2.000 metros de desnivel entre la cumbre del Anie (2.507 m) y el fondo del valle de Sainte Engrace.

En el valle de Sainte Engrace, dicha disposición estructural choca con una importante fractura de dirección aproximada E-0 que forma parte del denominado Accidente Frontal Norpirenaico.

Las características litológicas, estructurales y climáticas han condicionado el desarrollo de un importante sistema kárstico en el macizo de la Piedra de San Martín. Las formas exokársticas son el elemento más destacado del paisaje de la región. En la extensa zona donde afloran las calizas santonienses, como ocurre en el sector denominado Larra, los suelos son escasos y los lapiaces desnudos ocupan la mayor parte del terreno. Son frecuentes las simas, a menudo desarrolladas a favor de la densa red de fracturas, así como los valles ciegos y otras depresiones cerradas.

En profundidad, el karst parece desarrollarse principalmente en forma de simas verticales que con desniveles de unos 300 m alcanzan la base de la serie carbonatada cretácica. A ese nivel, una serie de galerías confluyen hacia el valle de Sainte Engrace, a causa de la disposición estructural.

El clima del macizo de la Piedra de San Martín puede catalogarse como oceánico y de montaña, siendo los frentes procedentes del O-NO los que acarrean las principales precipitaciones. A partir de los 1.000 m de altitud es frecuente encontrar nieve entre los meses de noviembre y junio, conservándose neveros durante más tiempo en numerosas depresiones kársticas y en particular en el interior de algunas simas. La precipitación anual supera los 2.000 mm, prácticamente en toda la zona considerada; existen registros de 2.750 mm a 1.460 m de altitud y de 3.330 mm a 1.590 m, correspondiendo ambas cifras a la media durante un período de varios años. Existe un máximo de precipitación en otoño y otro, ligeramente menos importante en primavera. Las precipitaciones invernales son algo mayores que las del verano y en buena parte en forma de nieve.

En cuanto a la temperatura, los veranos son relativamente frescos y puede estimarse que cada 100 m de elevación, la temperatura media anual desciende aproximadamente 0,5º C.

El notable desarrollo de la fracturación y la karstificación sobre el macizo de la Piedra de San Martín condiciona que la mayor parte de la circulación hídrica se realice de forma subterránea. La circulación del agua condicionada por el lecho impermeable de esquistos paleozoicos. Sin embargo, en ciertos lugares, como en la Sala de la Verna, puede ser rebasado este nivel y la karstificación prosigue en las capas carbonatadas del Paleozoico.

Cabe suponer la existencia de un embalse subterráneo que se extendería desde el valle de Sainte Engrace hasta el Rincón de Belagua y sería drenado por las surgencias de Illamina y Bentia situadas en el fondo del valle. El módulo anual de la surgencia de Illamina es de 5.640 l/seg.; el mínimo 350 l/seg. y el máximo 49.000 l/seg. Los valores correspondientes a Bentia son 2.370 l/seg. de módulo anual, 330 l/seg. valor mínimo y 20.000 l/seg. máximo (Ravier, F. 1954).

Extrapolando los datos del balance hídrico, elaborado para el sector correspondiente a Navarra (40 km2) a todo el macizo con un área de 120 km2 (65 km2 en el lado francés y 55 km2 en el lado español, de los cuales 40 km2 corresponden a Navarra) con una precipitación anual de 2.500 mm, se obtienen unos recursos hídricos subterráneos de unos 240 Hm3/año que van a alimentar el citado acuífero. De ellos unos 75 Hm3/año proceden de territorio navarro y alrededor de 30 Hm3/año de la parte de Huesca y el resto del lado francés.

http://www.enciclopedianavarra.com/?page_id=12744

Ikusi gehiago external

6 iritzi

  • argazkia kVA

    kVA 02-ago-2017

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Aunque es necesario pagar una entrada de 6,00 € por persona para acceder a la garganta, lo cierto es que esta excursión es muy recomendable. Las pasarelas, la cascada, la gruta, y el río dentro de la garganta son muy bonitos. No nos ha gustado la presencia de algunos paneles fotovoltaicos que alimentan los puntos de socorro (existen otras soluciones con menor impacto visual), ni la excesiva cantidad de turistas, (hoy es 1 de agosto).
    Aunque el GPS pierde la cobertura de satélites en alguna ocasión, fruto de la profundidad de la garganta, la ruta no tiene pérdida posible.

  • argazkia avhinojosa

    avhinojosa 02-ago-2017

    Gracias por el comentario y la valoración. Efectivamente no hay pérdida sin GPS. El objetivo del track en Wikiloc es dar a conocer esa belleza de ruta y la información necesaria para llegar al inicio y conocer más el lugar.

    La masificación es un problema en general en los entornos de gran interés paisajístico. El cobrar 6 euros me molestó en un principio, pero reconozco que es una manera de limitar el número de entradas y concienciar de la importancia de respetar y cuidar esos lugares, aunque otra solución podría ser limitar un número por día con reserva previa. Se está haciendo en la cima del Teide y ahora en la playa de las Catedrales, por poner dos ejemplos. Saludos

  • argazkia CHANDRIOS 🐐

    CHANDRIOS 🐐 19-ago-2018

    Buena información gracias pero un apunte se puede hacer con perro
    Un saludo😉🐕

  • argazkia avhinojosa

    avhinojosa 20-ago-2018

    Gracias, Chandrios, por la información sobre la autorización de llevar perros.

  • porxu 06-ago-2019

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    La ruta es una maravilla, y el paisaje increible. Si hay que poner una pega es la cantidad de gente que hay, que en algún tramo "aéreo" o en la cueva del final donde hay aglomeraciones. Vale la pena pagar la entrada para que lo mantengan en tan buenas condiciones. Muy fresco incluso en pleno verano.

  • argazkia avhinojosa

    avhinojosa 06-ago-2019

    Gracias, porxu, por tu comentario y valoración. Efectivamente, la masificación es y va a ser un gran problema en el futuro en ciertos senderos o monumentos naturales. La solución que se está dando es poner límites de visitantes por cada día. Es inevitable.
    El tema de la seguridad, aparentemente buena como proporcionar cascos, no es tal. El efecto de la masa, con todo tipo de personas y condición, da alas a continuar y hacer tramos, que posiblemente no se hiciera en caso de ir solo. Es raro que no haya más accidentes. Cuando estuve, no recuerdo haber visto a nadie vigilando y advirtiendo de los riesgos.

    Estoy de acuerdo de que, aunque "duela" pagar, en ciertos casos merece la pena para disfrutar sin la masificación excesiva y por la conservación de tan bellos parajes. Saludos

Nahi izanezkero edo ibilbide hau