-
-
490 m
6 m
0
6,1
12
24,41 km

Bisitak 2986, kokapena 250

Nondik gertu Deba, País Vasco (España)

*Nota: Clasifico esta etapa cómo moderada no por la dificultad técnica sino por la mochila, ya que al ser parte de la travesía que traza el Camino de Santiago del Norte el peso era superior al de una salida matinal.

Deba > Markina-Xemein (Etapa 4)

La visión del río Deba fundiéndose con el mar será la última estampa del litoral vasco que se podrá contemplar hasta la frontera con Cantabria. A partir de ahora, el camino desvela otra cara de Euskadi: montañosa, boscosa, en penumbra, mucho más exigente y, a la vez, singular y hermosa. Se empieza a ascender por el camino del Calvario para llegar a Aparain (Importante pedir información de cómo está en ese momento señalizado el camino), donde el senderos se funde rumbo al monte Arno. Este tramo se caracteriza por tupidos pinares, caminos vecinales y una atmósfera que invita a la soledad. Pocos trechos del Camino del Norte hay tan alejados de la civilización como éste que atravesamos, en contacto directo con la naturaleza. El sendero abandona definitivamente la Gipuzkoa costera y se sumerge en la Bizkaia rural. El paisaje es el mismo, pero las sorpresas no cesan: la señorial Markina-Xemein es el premio ideal en esta parte del trabajo.

Valle de Olatz y Mutriku
4.979 hab. / Pasaremos uno de los tramos más duros de esta jornada, tanto por el desnivel a superar, como por el estado del sendero. Subimos primero a Aparain para bajar después a Olatz, un idílico y recogido valle. Un pequeño barrio rural, homónimo a la vaguada, formado por varios caseríos dispersos y vertebrados en torno a la ermita de San Isidro será la única compañía antes de abordar el collado del Arno. A pesar de su modesta altura (apenas 500 metros), este conjunto de cumbres son el techo del Camino a su paso por Euskadi. Es en estos dominios donde casi sin darnos cuenta atravesaremos la frontera entre el territorio histórico de Gipuzkoa y el de Bizkaia. Alejada del Camino principal jacobeo unos 5 kms., Mutriku se asienta sobre una ladera que cae vertiginosamente sobre el mar, lo que la convirtió, en el pasado, en una puerta de entrada para los que se dirigían a Santiago. En la parte alta de esta villa ballenera –como lo demuestra su escudo con un cetáceo- se ubica la iglesia neoclásica de Nuestra Señora de la Asunción. Más allá de este respiro, Mutriku se caracteriza por sus estrechas calles en cuesta y su magnífico casco histórico medieval, con numerosos monumentos y casas blasonadas.

Markina-Xemein
4.897 hab. / Markina es el primer pueblo vizcaíno de la Ruta Jacobea, una antigua villa medieval que, aunque perdió sus murallas, conserva su primitiva fisonomía. Es fácil imaginar el aspecto que debió de tener antaño, cuando se contemplan torres urbanas como la de Ansotegi y la de Antxia, u otras rurales como la renacentista de Barroeta y la de Ugarte. El espacio más amable de la localidad es la plaza Goiko Portala en la que convive el edificio del Ayuntamiento –el palacio Mugartegi- con la iglesia de los padres Carmelitas de principios del siglo XVIII, con un interior profusamente decorado. Si por algo es conocida Markina es por otros dos templos. Por un lado, la Iglesia de Santa María de la Asunción, creada en el siglo XVI y convertida desde entonces en el mayor templo de su tipología de Bizkaia. Por otro, la ermita de San Miguel de Arretxinaga, un curioso edificio hexagonal con un altar constituido por tres inmensas rocas cuya disposición recuerda a un monumento megalítico.

Texto basado en la guía «Los Caminos del Norte a Santiago». Editado por: Gobierno Vasco, Gobierno de Cantabria, Gobierno del Principado de Asturias, Xunta de Galicia, Gobierno de Navarra y Gobierno de La Rioja. 2ª Edición: Agosto 2011.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Si quieres, puedes o esta ruta