Iraupena  9 ordu 36 minutu

Koordenatuak 3014

Noiz igoa 9 de agosto de 2016

Noiz egina agosto 2016

-
-
1.184 m
387 m
0
5,3
11
21,36 km

Ikusita 700 aldiz, jaitsita 27 aldiz

Nondik gertu: Añes, País Vasco (España)

Desde Añes casi en la vertical del pico Eskutxi, tras aparcar en su solitaria plaza, me dispuse a cubrir por carretera el par de kilómetros escaso que me separaba de Cozuela. Previamente había dejado a la derecha el desvío a la Cascada de Peñaladros, que en esta ocasión no visité. Cozuela, es el pueblo de donde parte la ruta de senderismo que plantea Enrique del Rivero en su segundo tomo de Rutas y Paseos por Tierras de Burgos, y en esencia aprovecharé parte de esta ruta para subir al Portillo de Aro. Así desde Cozuela, justo junto al cartel indicador de la población, saliendo hacia Burgos, hay que tomar una pista hacia la izquierda comienza la ascensión al portillo de Aro. Tras rodear una torre reconvertida en alojamiento rural, tomamos el primer camino a mano derecha. Desde el primer momento el desnivel es bastante acusado ya que hasta el Portillo de Aro hay que superar más de 600 metros de desnivel. Tras pasar junto a un depósito de aguas, y después de pasar un par de alambradas para el ganado, el camino desemboca en una pista de mejor trazado donde la pendiente aminora. Viene ahora un largo flanqueo en horizontal atravesando unas campas, donde obtendremos muy buenas panorámicas del Valle de Angulo, cerrado al Norte por los montes Gurdieta y Castro Grande. El objetivo es enlazar con un camino que sube directo desde Encima-Angulo al Portillo, cosa que haremos en el mismo momento de meternos en un hayedo. El camino discurre por el interior del hayedo trazando unos empinados zig-zags para salvar el desnivel que aún nos queda por superar. Tras un último esfuerzo llegamos a una zona más despejada junto a un abrevadero. Ya cerca del Portillo de Aro, nos topamos con una alambrada para el ganado, que en principio no ofrece ningún punto para ser superada, tras un tramo inspeccionándola me decidí a ir hacia la izquierda donde por fin encontré un paso para superar la dichosa alambrada desembocando en la ancha pista que sube desde el fondo del valle y que en pocos minutos me llevó hasta el Portillo de Aro.

Desde el Portillo de Aro parten dos pistas, una hacia la derecha (Sur) que nos llevaría a la Majada de Kobata, por la Calzada de los Arranes, y otra a mano izquierda que es la que tomaremos, y que nos llevaría a las inmediaciones del pico Eskutxi. Nosotros la abandonamos a los pocos metros para superar a media ladera la fuerte pendiente que nos separa de la cumbre de la Peña de Aro (1.133 metros), que asemeja desde el valle la proa de un navío. Las vistas son espectaculares ya que además esta cumbre es la que más se adentra en el Valle de Angulo. Siguiendo con la ruta, afrontaremos ahora un largo tramo de arista hasta llegar al Eskutxi, en el que el transitaremos por terreno lapiaz prácticamente llano, que aunque no es del todo malo si que se acaba haciendo un poco pesado. De todas formas la espectacularidad de las vistas compensa los esfuerzos realizados. Llegamos por fin al vértice geodésico que nos marca la cima de Eskutxi, siendo también la cumbre más alta de la Sierra Salvada. La cima que se encuentra situada en una vasta planicie tiene también un buzón junto al vértice geodésico.

A partir de Eskutxi el piso mejora bastante y la excursión es ya una verdadera gozada. La cresta continúa durante un tramo llano, más o menos hasta la altura de un vértice geodésico situado en la cresta. Desde este punto obtenemos una espectacular imagen, con el Ungino en primer término, asemejando desde aquí una empinada lengua de tierra, con el telón de fondo de la enhiesta figura del Tologorri que cierra el horizonte. Desde el vértice geodésico iniciamos una empinada bajada, que tras dejar a mano derecha una cueva nos llevará al Portillo de las Escaleras, collado situado entre Ungino y Eskutxi. Hasta este collado hay una subida directa desde el fondo del valle que ya cerca de coronarlo salvaba un paso rocoso con una escalera, que en la actualidad ha desaparecido teniendo que afrontar un paso algo expuesto para acceder a la cresta. Es quizá el paso más difícil para acceder a la cresta desde el valle. Desde el Portillo de las Escaleras, donde está situado el Pozo de Ungino, ya solo nos queda la última rampa, corta aunque con fuerte desnivel para llegar al buzón de Ungino, También obtendremos espectaculares vistas desde la cumbre, destacando el embalse de Maroño en el fondo del valle y la cercana figura del Tologorri. Junto a la cima destaca el Ojo de Ungino, abertura natural situada en la cresta por la que se ve el valle y que también veremos durante la bajada.

Desde Ungino, una corta bajada nos llevará al cercano Portillo de Atatxa. La verdad es que mirando desde arriba se adivinaba el descenso bastante complicado, pero luego pude comprobar que no hay ningún problema. Desde el portillo el primer paso es un tramo rocoso en el que con terreno seco, a pesar del desnivel no hay ningún problema, hasta llegar unos metros más abajo a cruzar una pequeña cascada, cuando pase yo seca que es uno de los últimos tramos rocosos. A partir de aquí transitaremos por unas fuertes pendientes herbosas que transitan a media ladera y en las que es recomendable no perder el camino, siguiendo el cual no hay ningún problema. Perdemos altura con rapidez y llegando a la vertical del Ojo de Ungino, que desde aquí tiene una pose bastante espectacular, la pendiente suaviza bastante, apareciendo numerosas trochas abiertas por el ganado, que en algún momento pueden despistarnos, por lo que es conveniente seguir los hitos. Un último faldeo ya con el valle a tiro de piedra nos llevará atravesar una ladera desembocando en una pista más marcada, donde ya habremos recorrido lo peor de la bajada. Desde aquí enlazamos con el GR 284, Camino de la Sopeña, desde nos quedarán casi seis kilómetros hasta Añes. Tras cruzar una serie de cruces en los que salen ramales a los diferentes pueblos de la zona, Salmantón, Madaria, etc, pronto enlazamos con la ancha pista por la que se accede al Portillo de Aro y recorreremos durante un buen tramo. Tras pasar por una fuente, hay que estar pendientes para coger un desvío hacia la derecha por una pista que en fuerte pendiente, nos llevará sin ningún problema hasta el final de la etapa en Añes donde me recibió una verdadera jauría de perros, unos atados y otros no. Por fortuna y sin ningún contratiempo llegué hasta Añes.

Espectacular y exigente etapa en la recorreremos los techos de la Sierra Salvada. Durante casi toda la ruta obtendremos espectaculares vistas de esta parte del Valle de Angulo. Aunque la subida al Portillo de Aro se puede hacer por la ancha pista que va a media ladera, yo preferí escoger esta subida, que coincide con la que usa Enrique del Rivero en su ruta del Valle de Angulo, que aunque nos hará dar algo más de rodeo, yo creo que es mejor al de la larga pista que recorre a media ladera. Incluso en el tramo final transitaremos por un bonito hayedo. Llegando al portillo de Aro existe en inconveniente de una valla ganadera, que tendremos alguna dificultad para superarla. El tramo de cresta que recorreremos desde Peña de Aro hasta Ungino, aunque es terreno lapiaz se recorre con bastante comodidad, mejorando mucho a partir de Eskutxi. En cuanto a la bajada, aunque parece un poco abrupta, estando el terreno seco y siguiendo los hitos y no perdiendo el camino no hay ningún problema. Ni que decir tiene que con lluvia, nieve o estando el piso mojado, habrá que extremar las precauciones. El tramo por el fondo del valle, de unos seis kilómetros, también se hace bastante pesado.
Informazio

1. Inicio de Ruta

Añes
foto

2. Cozuela

Lepoa

3. Portillo de Aro

990 metros
cima

4. Peña de Aro

1.127 metros
cima

5. Eskutxi

1.185 metros. Techo de la Sierra Salvada
Lepoa

6. Portillo de las Escaleras

1.032 metros
cima

7. Ungino

1.099 metros
Lepoa

8. Portillo de Atatxa

1.000 metros

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanez gero edo ibilbide hau