Denbora  3 ordu 52 minutu

Koordenatuak 1140

Noiz igoa 14 de noviembre de 2013

Noiz egina noviembre 2013

  • Balorazioa

     
  • Informazioa

     
  • Erraza jarraitzeko

     
  • Ingurunea

     
-
-
471 m
143 m
0
2,8
5,7
11,32 km

Bisitak 13237, kokapena 971

Nondik gertu Tinguatón, Canarias (España)

Si quieres ver el texto con las fotos ubicadas en el mismo, visita mi blog en este enlace:

CALDERA BLANCA, RISCO QUEBRADO Y CALDERETA en mi blog

Realizada durante la mañana del 14 de noviembre de 2013.

Se trata de un recorrido de algo más de 11 kilómetros en zona absolutamente despoblada, sin ninguna sombra y sin posibilidad de reabastecimiento de agua, por lo que conviene ir convenientemente equipado y con provisión de agua suficiente (a ser posible, más de un litro por persona),

He de confesar que a mi, lo que de verdad me hubiera gustado, habría sido recorrer a pie, aunque fuera en dos o tres jornadas, todo el Parque Nacional de Timanfaya, visitando sus principales volcanes. Pero como eso es imposible, por estar protegido todo él y no poderse visitar a pie, hube de conformarme con ir a ver estos tres “edificios volcánicos”, que es como los llaman los entendidos en la materia, o volcanes, o conos de volcanes, como les decimos nosotros.

Para ver una descripción de las características de estos volcanes, entrar en el waypoint “MAR DE LAVA”, donde me extiendo en detalles.

Yo venía desde Yaiza por la LZ-67. Unos 200 metros antes de llegar a Mancha Blanca, justo donde la carretera describe una curva a la derecha, sale una carretera más estrecha y de peor firme por la izquierda que, en 800 metros nos llevará a un espacio habilitado como aparcamiento, donde un panel informativo nos proporciona algunos detalles sobre la ruta y las alturas a las que vamos a ascender.

Del aparcamiento parte un sendero, definido con claridad, compuesto por lapilli (o picón) que serpentea entre el mar de lava que se extiende centenares de metros y, por algunas zonas, kilómetros.

La verdad es que todo el recorrido es impresionante cuando te ves rodeado por todas partes de bombas volcánicas y escoria.

Y, pese a tanta sequedad en el entorno, abundan los rastros de vida, desde los más elementales, como los líquenes, hasta plantas que se han adaptado al terreno volcánico en el que surgen. Sencillamente, admirable y toda una lección para quien sepa ver las enseñanzas de la naturaleza.

Cuando llego al pie del Caldereta, me llaman la atención las torrenteras que se han formado en el cono a consecuencia de las lluvias.

Resulta curioso observar el cambio del color del suelo. He venido atravesando el terreno por el que corrieron los mares de lava de las erupciones de Timanfaya 1730 a 1736. Los conos de Caldera Blanca y sus dos compañeros desviaron parte del mar de lava que los rodeó, de ahí que esta zona por la que ahora paso no esté también cubierta.

El Caldereta tiene uno de sus laterales, el que mira al mar, totalmente erosionado, hasta el punto de que puede accederse a su interior sin tener que ascender prácticamente ni un metro. Me asomo a su caldera y compruebo que, en el lado izquierdo, desde donde miro, quedan los restos de alguna construcción antigua, seguramente el refugio de algún pastor.

Oigo voces detrás de mi. Es una pareja, creo que de ingleses, que vienen haciendo la misma ruta. Al mirar hacia Mancha Blanca, descuella la que creo que es Montaña Tinache.

En la franja de terreno existente entre el Caldereta y Caldera Blanca se ve con nitidez cómo fluyó la lava hace casi 300 años.

Desde que se inicia la subida al Caldera Blanca hasta que se llega a la boca del cráter son 300 metros de camino en los que se supera un desnivel de unos 30 metros. No representa, pues, ningún esfuerzo especial.

Quedan a la vista y al acceso de la mano las tobas blancas (de ahí el nombre del volcán) constituidas por cenizas y lapilli que se alternan formando capas de diferente grosor

A mitad de la subida quedan a la vista tres cercados, construidos en piedra volcánica, en cuyo interior probablemente se guarde ganado. Curiosamente, uno de ellos ha sido construido con la forma de un corazón.

Cuando llego al borde del cráter, me siento verdaderamente impresionado. Tiene una circunferencia enorme, la profundidad es llamativa y la altura de la pared del cráter por la parte más alta, impresionante. En el fondo del cráter, que no en su centro, en la parte más baja, se aprecia la vegetación que ha nacido merced a la acumulación de aguas de lluvia.

Se observan con claridad los canales que las aguas de escorrentía han labrado en las paredes interiores del cráter, así como en el fondo del mismo.
No me canso de mirar, una y otra vez, al interior. Todas las palabras se me quedan cortas: magnífico, impresionante, inmenso, evocador…

Cuando comienzo a subir por el cráter hacia el punto más alto puedo observar los distintos niveles de sedimentación de los lapilli, así como huellas de impacto por caída de bombas volcánicas.

Al otro lado de donde me encuentro se observan con nitidez los rastros derivados de la presencia de flujos de agua, evidenciando el carácter hidromagmático de este volcán, así como los rastro de las coladas, que debieron ser muy fluidas al momento de su formación.

Desde esta altura se observa con total claridad el río de lava que pasó entre las dos formaciones cuando las erupciones de 1730.

Cuando, por fin, alcanzo el vértice geodésico, las vistas son magníficas. Primero, desde luego, el cráter, cuyo punto más bajo, por acción del viento y la erosión de siglos, aparece a mi izquierda, con el mar al fondo.

Mirando hacia el Caldereta y Mancha Blanca. La vista hacia el sur es espectacular. Todo el Parque de Timanfaya al fondo y, en primer plano el llamativo Pico Partido, con sus enormes canales de lava, o la retorcida Montaña Tingafa. Y hacia el sureste, con la grandiosidad del Caldera Roja al alcance de la mano. Por el noreste nos queda a la vista la Montaña de Teneza y, de fondo, el mar.

Cuando estaba casi coronando se ha levantado un viento frío, que he helaba las orejas. He tirado de la braga de cuello, que me he puesto como he parecido en la cabeza para defenderme un poco.

Al mismo tiempo que yo, pero por el otro lado del cráter, han subido unos alemanes guiados por otra natural de su país que habla un perfecto español. Nos saludamos y me ofrece un poco de chorizo y queso. Solo por cordialidad hacia su gesto, acepto un trocito de cada cosa y ya aprovecho para pedirles que me hagan una foto el poste indicador del vértice, a lo que acceden encantados pidiéndome luego que les devuelva el favor lo que, lógicamente, también hago.

Cuando inicié la bajada no me había planteado aún pasar, por el collado que los une, a Risco Quebrado, pero quedaba tan a la mano que me decidí, sin dudarlo, a hacer los pocos metros que me separaban de su cima.

Delante de Risco Quebrado, justo al lado del sendero por el que tendré que bajar después, hay tres pequeños montículos a los que, según he leído, se les atribuye el carácter de montañas de piroclastos (fragmentos de material volcánico expulsado durante las erupciones).

El collado al que he aludido tiene un estrecho sendero que conduce al punto más alto de Risco Quebrado. Me salgo del sendero de bajada para tomarlo, con sumo cuidado pues en esta zona la grava está muy suelta y el resbalón acecha, y no pierdo de vista que voy solo. Por ello, cuando llego al punto más alto saco una sola foto e inicio la bajada, volviéndome luego para fotografiarlo desde un punto más bajo.

Cuando voy bajando veo un pequeño cráter que antes había quedado oculto a mi vista. Se llama Montaña Bermeja (el mismo nombre que otros en esta misma isla), sin lugar a dudas debido al bonito color que tiene.

Antes de llegar al punto más bajo de la corona de Caldera Blanca, no puedo evitar tomar un par de fotos de la parte noreste de la Isla que se ve desde aquí. La vista es espectacular.

Toda la parte norte del cráter de Risco Quebrado ha desaparecido por acción de la erosión. Donde antes se debió levantar un enorme muro, hoy hay alguna tierra de labor y

Cuando, por fin, llego abajo, me vuelvo para fotografiar lo que queda de este volcán, totalmente desfigurado en relación a lo que debió ser hace miles de años.

Sin más dilación, inicio el regreso en dirección a los aparcamientos.

Por el camino veo cómo los ríos de lava de 1730 se solidificaron según se fueron enfriando, quedando perfectamente separado lo que es la tierra original de la capa de lava.

Al llegar al aparcamiento lo encuentro lleno de coches. Cuando yo llegué solo estaba el mío. Ahora hay unas dos docenas.

Ikusi gehiago external

Aparcamientos
Hablando de entendidos en la materia, no puedo dejar de referirme a un estudio magnífico titulado “Itinerarios didácticos por la Isla de Lanzarote”, realizado por del Grupo de Investigación “Geovol” del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio Facultad de Letras, Universidad de Castilla-La Mancha, al que me remito y del que he tomado la mayor parte de los datos de carácter técnico que cito en esta crónica. Lo primero que he de indicar es que estos tres volcanes son de los denominados MONOGÉNICOS y, además HIDROMAGMÁTICOS. Se denominan monogénicos los volcanes que se han constituido a partir de una única erupción. Cuando su cono se forma en varias erupciones sucesivas, se denominan poligénicos. Son HIDROMAGMÁTICOS aquéllos cuyas erupciones se producen cuando el magma que asciende hacia la superficie entra en contacto con agua. Estudios científicos revelan que de los 151 volcanes monogénicos de Lanzarote, sólo 18 presentan características hidromagmáticas. Entre ellos, los tres que visito en esta ruta, que componen un conjunto de los de mayor volumen de Lanzarote, siendo fácilmente identificable en una foto aérea. Caldera Blanca y Caldereta tienen forma circular, pero mientras el primero tiene forma de un cono cerrado, coronado por un amplio cráter, el segundo tiene el cono abierto por su parte norte, siendo su cráter de mucho más reducidas dimensiones que el primero (1/5 parte, aproximadamente) Por lo que se refiere a Risco Quebrado, su forma original se ha visto muy modificadas por los procesos erosivos. El conjunto de estos tres volcanes pertenecen a los que se denominan de “Serie III”, que son los que cuentan con una edad inferior a 2 millones de años. Estos tres están alineados, con otros siete, en una zona de actividad eruptiva que empieza en la Caleta de Famara y termina aquí. Los otros siete son Montaña Cavera, Montaña Chica, Juan del Hierro, Caldera Trasera, Pico Colorado, Montaña Mosta y Caldera del Cuchillo. Los conos de Caldera Blanca y Risco Quebrado son claramente disimétricos, lo que se evidencia en la diferencia de altura entre las ladera norte y sur. Mi gps me dio una altura máxima en Caldera Blanca de 471 metros (sobre el nivel del mar), en tanto que su punto más bajo, donde el cráter da a Risco Quebrado, es su punto más bajo (248 metros), lo que da una diferencia de 223 metros. La disimetría de Risco Quebrado es mayor aún. Su punto más alto (al que accedí) está a 396 metros y el más bajo a 145 (diferencia de 251 metros). En ambos casos las diferencias se deben, probablemente, a la erosión. Termino esta especie de “introducción” señalando que Caldera Blanca y Risco Quebrado se encuentran unidos por una loma. A pesar de que no había visto ningún track en el que se pasase de uno a otro, cuando bajaba de Caldera Blanca no pudo evitar hacer un extra de un kilómetro para tocar la cima de Risco Quebrado.
Acceso al cráter del Caldereta
Río de lava negra
Inicio de la subida a Caldera Blanca
Vista de la caldera
Vértice geodésico Caldera Blanca
Risco Quebrado - Cima
Punto más bajo de la corona de Caldera Blanca
Fin de la bajada
Señalizador

20 iritzi

  • argazkia Pelopua

    Pelopua 02-abr-2014

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Hice el itinerario el año pasado. Me impactaron ambos volcanes, así como el mar de lava existente entre ambos.
    Espero que subas la descripción de la ruta y las fotos.

  • argazkia Manbema

    Manbema 02-may-2014

    Felicidades por la estupenda documentación que aportas a la descripción de la ruta, aunque ya nos tienes acostumbrados a ello. El track, completo. Las fotos, magníficas. Me ha sorprendido que haya 151 volcanes. Impresionante.

  • argazkia Cocinilla

    Cocinilla 09-may-2014

    Magnífica descripción y buenas fotos. La haces apetecible. Gracias.

  • argazkia Parian

    Parian 16-may-2014

    Me encantan tus tracks, Dalits. No solo documentas bien la información sino que la abundancia de tracks hace apetecible plantearse hacer cualquiera de las tuyas. También me apunto esta para mi próximo viaje a Lanzarote. Gracias.

  • perseverant 18-may-2014

    HE HECHO ESTE ITINERARIO HOY CON MI ESPOSA Y NOS HA ENCANTADO. HA SIDO UN DIA VENTOSO PERO CON BUENA VISIBILIDAD. TODO EL RECORRIDO ES UNA LECCION DE GEOLOGIA Y DE GEOGRAFIA. UN ITINERARIO MUY ACONSEJABLE. HEMOS ESTADO 4,20 H. PERO HEMOS TOMADO MUCHAS FOTOGRAFIAS Y HEMOS OBSERVADO LARGAMENTE EL PAISAJE.
    GRACIAS POR TU DETALLADO COMENTARIO DE LA EXCURSION.

  • argazkia Dalits

    Dalits 18-may-2014

    Me alegro mucho que te haya sido útil el track y el relato, Perseverant. Realmente es una ruta hermosísima.

  • perseverant 20-may-2014

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Itinerario muy interesante y pedagogico

  • argazkia xkorex

    xkorex 30-jun-2014

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Hicimos esta ruta y quedamos fascinados con el paisaje. De regalo, al llegar al vertice geodesico un halcon de eleonor (corregidme si me equivoco) nos obsequiò permaneciendo estatico en medio del vendaval que azotaba la caldera.

    Fantastica descripcion

  • argazkia Dalits

    Dalits 30-jun-2014

    Muchas gracias por tu comentario y valoración, xkorex. La ruta es una preciosidad. A mi me impactó patear ¡¡TRES!! volcanes en pocos minutos.

    A veces tienes "premio adicional", como lo que me indicas del halcón.

    Un abrazo.

  • argazkia dperma1

    dperma1 20-oct-2014

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Muchas gracias por compartir el track, es una ruta espectacular, para mi de las indispensables de Lanzarote.

  • argazkia Crispal

    Crispal 12-mar-2015

    Incorporado el track a mi gps para hacerla esta Semana Santa.

    Me encanta la descripción y después de leer algunos de los comentarios, me parece que es una de las imprescindibles.

    Ya te contaré.

  • argazkia Depuntillas

    Depuntillas 15-abr-2015

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Espectacular recorrido que hice en otoño pasado siguiendo tu track con exactitud, incluso la extensión hasta Risco Quebrado. Quedé con ganas de repetir esta excursión. Una verdadera maravilla en sí misma, por la vistas y por la impresión que producen todos esos mares de lavas.

  • argazkia cerbi

    cerbi 22-jun-2015

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Not to be missed

  • Almacu 19-jul-2015

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Un poco complicado encontrar el inicio, se puede aparcar muy bien una vez encontrado y la ruta es fácil de seguir, se hace corta pero es muy bonita.

  • argazkia Dicaru

    Dicaru 02-ene-2017

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Impactante recorrido por el mar de lavas e impresionante Caldera Blanca. Me ha parecido una ruta espectacular y sencilla, sin otras complicaciones que la relativa incomodidad de andar por este tipo de terreno. Las vistas desde Caldera Blanca nos encantaron. Gracias por el track, magnífico, que seguimos en su integridad

  • argazkia Mirafrin

    Mirafrin 04-ene-2017

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Una ruta no solo espectacular, sino impresionante, tanto por el recorrido, sumergido en el mar de lavas, como por las propias calderas, en especial Caldera Blanca, impresionante por sus dimensiones. El track magnífico, Dalits. Es un lujo poder utilizar tus tracks y comentarios. Gracias.

  • porozov 13-feb-2018

    Спасибо! В скором времени мы с женой повторим Ваш путь!

  • JosuSe 03-abr-2018

    Ibilbide hau egin dut  egiaztatua  Gehiago ikusi

    Muy recomendable. Gracias.

  • argazkia nievesbladerunner

    nievesbladerunner 05-nov-2018

    Ibilbide hau egin dut  Gehiago ikusi

    Muchisimas gracias Dalits por tus consejos y las estupendas rutas tan cuidadas y documentadas que compartes, tanto en wikiloc como en tu magnífico blog. Disfrutamos mucho de ellas en nuestra visita turística a Lanzarote este verano.
    En esta ruta nosotros subimos a Caldereta también, tomando el camino que lo rodea por el lado izquierdo, la subida se ve clara, y desde arriba es impresionante la caldera, la bajada es un poco más delicada, ya que no hay sendero claro y el terreno que se pisa es muy suelto y empinado. Pienso que Caldera Blanca es un volcan imprescindible si se va a visitar Lanzarote.
    Un abrazo!

  • argazkia ocellot

    ocellot 08-feb-2019

    Ibilbide hau egin dut  egiaztatua  Gehiago ikusi

    Dalits, eres un crack. Gran ruta!!

Nahi izanezkero edo ibilbide hau