Denbora  5 ordu 38 minutu

Koordenatuak 2358

Fecha de subida 23 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
615 m
9 m
0
6,3
13
25,12 km

Bisitak 320, kokapena 16

Nondik gertu San Juan, País Vasco (España)

22 de Abril de 2018
Distancia: 25,1 km
Tiempo en movimiento: 5h 25 min
Desnivel acumulado (+): 1464 m
Cimas: Pico Ramos (229 m), El Haba (206 m), Peña Amarilla (369 m), Peña del Gato (372 m), Pitón (382 m), Mello (629 m), Llangón (572 m) y Peña Corbera (358 m).

Marcha larga de la edición Mello Saria 7 (2018) coincidente también con el recorrido de la carrera larga. Recorrido duro no solo por su longitud, sino también por su desnivel, un auténtico rompe piernas.

Vamos a recorrer casi la totalidad de los montes de Muskiz con lo que este recorrido es muy apropiado si no se conoce la zona.

Dejamos el coche en el aparcamiento situado junto a la Ertzaintza, en San Juan, Muskiz.

La marcha empieza y finaliza junto al frontón municipal, donde también hay un aparcamiento gratuito que el día de la prueba se reserva a la organización.

Cruzamos la carretera que va a Pobeña siguiendo por un camino vecinal. Pronto nos desviamos a la derecha campo a través para empezar a subir hasta la primera cota. Vamos a encontrarnos con varios fuertes desniveles antes de llegar a Pico Ramos.

En la cima una ikurriña y a unos metros de ésta un vértice geodésico y el buzón recientemente cambiado por el Club Encartaciones.

Bajamos hasta Pobeña por todo el cordal con muy buenas vistas al Luzuero, Serantes y Playa de la Arena.

En Pobeña cruzamos el barrio tomando el GR123, Vuelta a Bizkaia, que abandonaremos en breve. Junto a unos bares encontramos el primer avituallamiento.

Emprendemos desde aquí poco a poco la subida hacia el collado de El Haba, haciendo cima tras una fuerte pendiente final.

Descendemos ahora hasta Cordillas, donde enlazamos de nuevo tímidamente con el GR 123. Por asfalto vamos hasta La Cadena, donde encontramos la última fuente de todo el recorrido. Cruzamos la N-634 e iniciamos ascenso hacia Carrascal.

Una vez finaliza el asfalto dando paso a una buena pista encontramos el segundo avituallamiento.

Empiezan ahora las rampas hacia la siguiente cota, Peña Amarilla, cuyo último tramo se hace campo a través. Estamos en la muga con Cantabria.

Por el cordal continuamos junto a la muga pasando por Peña del Gato y Pitón o Pico Toro donde encontramos otro buzón que si no nos desviamos del sendero no vamos a ver.

Empezamos a bajar ahora hacia La Bernilla donde encontramos un nuevo avituallamiento.

Poco después dejamos la pista desviándonos a la derecha por un estrecho sendero, cruzamos un regato y empezamos a subir entre árboles por un sendero poco o nada definido.

Nos lo tomamos con tranquilidad ya que la ascensión hasta la cima del Mello va a ser larga y con buenas rampas.

Una vez llegamos a Mello hemos hecho lo más dificil, pero no nos podemos relajar ya que el cansancio se empieza a acumular y si bien lo que nos queda ya no es tan duro es cierto que las fuerzas ya empiezan a fallar.

Bajamos del Mello por una fuerte pendiente hasta encontrar un nuevo avituallamiento. Pasado éste vamos a bordear el Llangón para subirlo por la parte trasera, una fuerte pendiente que este año ha cambiado de dirección debido a lo peligroso que se hacía bajarla en mojado. Me viene al recuerdo la cuerda que se solía poner para asegurar el descenso, insuficiente para impedir que más de uno diera con el culo en el suelo.

En el Llangón encontramos un maltrecho buzón, si me lee algún club de la zona ya tiene un candidato para sustituir.

Tras regresar de nuevo al anterior avituallamiento iniciamos una larga bajada hasta llegar al siguiente avituallamiento situado en el collado de Peña Corbera.

Bordeamos ahora Peña Corbera por la derecha para iniciar un último ascenso hasta la cima de este monte, coronado por una llamativa cruz metálica.

Iniciamos el descenso hasta llegar al avituallamiento anterior, continuando a la derecha por una pista.

Al llegar a la vaguada de un regato dejamos la pista y nos desviamos por un estrecho y empinado sendero que va a bajar junto al riachuelo teniendo que vadearlo en más de una ocasión.

Nos encontramos entre árboles un antiguo y llamativo acueducto con buenos pilares de piedra.

Salimos tímidamente a una pista, la cual vamos a dejar metros más adelante para seguir de nuevo el cauce del regato, el cual volveremos a vadear en varias ocasiones.

Finalmente salimos a La Casería donde tomamos unos metros el bidegorri para acabar saliendo a las instalaciones de la Escuela Profesional, dirigiéndonos hacia la Iglesia de San Juan.

En la iglesia cruzamos de nuevo la N-634 caminando hasta el río Barbadún, por cuya margen izquierda vamos a llegar al punto de partida.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Si quieres, puedes o esta ruta