Denbora mugimenduan  5 ordu 2 minutu

Denbora  10 ordu 50 minutu

Koordenatuak 3255

Noiz igoa 26 de agosto de 2019

Noiz egina agosto 2019

-
-
3.179 m
1.580 m
0
4,7
9,5
18,92 km

Bisitak 39, kokapena 3

Nondik gertu San Juan de Plan, Aragón (España)

Desde el pueblo oscense de Plan, el de la caravana de mujeres, y a continuación San Juan de Plan, tras haber pasado el pueblo y en la primera curva pronunciada que lleva a Gistain, se coge una pista transitable, cuidado con los socabones, que tras 9 largos kilómetros y unos 40' aprox. nos dejará en el refugio de Viadós, después de haber pasado el camping el Forcallo a 1,5 km del refugio.
Después de desayunar, (6,45' h que abre el comedor) en el refugio, a las 7,30 h emprendemos la marcha. Bajamos unos metros del refugio hasta el coche para coger las mochilas. Hay que seguir el camino dir. N. que pasa por las bordas de Viadós. Hay una bifurcación al poco, una por la izda que va al refugio de Estós (GR11) y la de la dcha (GR11-2) que es la que cogemos nosotros. Atravesamos el puente de madera que pasa el rio Zinqueta y en unos 50m abandonamos el GR para coger a la izda una pista, con muchas vacas que hay que ir esquivando, que llega hasta la cabaña de la Basa. Siguiendo el track, pues al principio no se aprecia bien la senda en la pradera, y ya luego sí, siguiendo ésta, se va subiendo en pronunciada pendiente, pues hay que librar 1625 m de desnivel en 7,5 km desde el refugio hasta la cima del Posets. Pasamos primero el barranco de las Bardaneras y llegamos a lo que queda del glaciar de Llardana. Bastante pedrera suelta que hace que el esfuerzo sea aún mayor.
Llegamos al collado Clot. Bonitas vistas de las dos vertientes. Hay que coger a la derecha por el cresterio, en algún tramo, al principio, trepando con apoyo de las manos pero sin mayor problema y por el costado derecho de nuestra marcha o por el alto. En unos 500m estamos en la cima del Posets con sus 3369 m en algún mapa y en otros 3375m.
Unas diez personas al principio que a medida que avanza el tiempo se va convirtiendo en una romeria de gente, incluso con música y baile de algún grupo. Vistas impresionantes de todo el Pirineo. Hacia el este el Aneto y Maladeta, norte Perdiguero y Bachimala, al oeste el Perdido y Cilindro y por el sur el Espadas muy cerca nuestro.
Después de repostar, con un bocata de tortilla de cebolla y una Voll-Damm doble malta, jaja, que sabe a gloria bendita, emprendemos la bajada, por la subida general de la gente, o sea, hacia el canal Fonda y refugio de Angel Orús. Por nuesta vertiente no vimos subir a nadie. Llegamos al collado del Diente, llamado así pues está el pico Diente de Llardana enfrente, que en principio estaba previsto subir, pero que no lo vimos muy claro y desistimos. Ahora sí, pedrera del canal Fonda, con mucha pendiente de bajada haciendo zig-zag y solo pasamos por encima de un pequeño nevero que queda en una explanada sin problema. Justo nada más pasar la base del Diente, hay una pequeña senda, muy difusa, que no nos atrevimos a coger y en realidad sí que nos hubiera llevado un poco más alto al enlace de la senda del GR 11-2 que va de Viadós a Angel Orús. Nosotros un poco más abajo abandonamos la senda para coger por pradera para acortar un poco y no descender más que es donde enlazan las sendas. Hacia la derecha ya en el GR, otra vez a subir. Las piernas pesan después de descender. Llegamos al ibón de Llardaneta donde hay gente bañándose y pasamos por la derecha. Siguiendo las marcas de GR, (gran recorrido), rojas y blancas, comenzamos el duro ascenso al collado Eriste en continuo zig-zag. Lo de duro es por el nivel de ascenso que se lleva acumulado, unos 2000m, no por otra cosa. Ahora toca descender por pedrera de nuevo hasta un rellano donde nos desviamos del GR para subir una pequeña loma que dará vistas en pocos metros, al Ibón de Millars con sus 2350 m de altitud, al cual nos dirigimos por una senda que solo en un pequeño tramo, con precaución, hay que echar las manos. Atravesamos la pequeña presa para darnos un refrescante baño al otro lado. Agua azul cielo, limpia, pura, cristalina. Nubes que se reflejan en ella y al lado las impresionantes montañas. Nosotros, seres diminutos en la inmensidad.
Después de otro refrigerio, emprendemos la bajada. Atravesamos el pequeño riachuelo que sale de entre las piedras de la presa y volvemos al otro lado para enlazar con el GR. Entre pinar negro y en una bonita senda con pinos muertos que parecen figuras en el tiempo, llegamos al puente del rio Zinqueta, de nuevo, enlace con el GR11, bordas de Viadós y refugio. Fin de la bonita y exigente etapa. Prueba conseguida.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanezkero edo ibilbide hau