Denbora  2 ordu 43 minutu

Koordenatuak 1017

Noiz igoa 17 de octubre de 2017

Noiz egina octubre 2017

-
-
203 m
12 m
0
1,5
3,0
5,95 km

Bisitak 638, kokapena 28

Nondik gertu Gornutz (Montaña), País Vasco (España)

El errentiarra Carlos y yo con un guia de lujo, el amigo hondarribitarra Joxe Beñardo, esta vez no va de búsqueda de mojones sino que
pretendemos llegar a las ruinas de tres molinos de agua ubicados entre Guadalupe y el paraje conocido popularmente como “el Molino”.
La ruta circular la iniciamos en el aparcamiento del santuario para descender por la senda salvaje y poco transitada Erramudi erreka hasta Artzu portua, en la que antaño estuvieron situados los referidos molinos, y luego regresar por la Mariputzuko erreka hasta el fuerte de Guadalupe y finalmente al punto de inicio.
Los molinos hidráulicos o molinos de agua, aprovechando la fuerza motriz natural del agua de río, mareas...se han utilizado desde la antigüedad para moler cereales o para el regadío.
En nuestro caso eran de agua de río que molían maíz fundamentalmente y sus propietarios eran los dueños de los caseríos Justiz, Artzu…
Mientras descendíamos por la senda inmersa en un espeso bosquete, un vergel de auténtica naturaleza salvaje muy recomendable para disfrute de los sentidos, el arrantzale Joxe nos comenta que en el inicio de la década de los 80, acompañó y ayudó personalmente a Antxon Aguirre Sorondo, curiosamente en el dia de San Sebastián, a localizar las ruinas de los tres molinos, autor que posteriormente publicó el excelente Tratado de Molinologia “los Molinos de Gipuzkoa”. (Ver foto).
Además de lo que fuimos viendo en la caminata, esta publicación me ha servido para enriquecer la redacción del texto.
Las ruinas de los molinos están enmascaradas en abundante maleza que dificultaba su visibilidad.
Las primeras ruinas que encontramos fueron las de Justiz Goikoerrota, de las que solo quedan sus paredes, molino que parece estar abandonado desde hace muchísimos años.
A unos 10’ riachuelo abajo del anterior, se encontraba Justiz Beikoerrota, del que apenas quedan restos cubiertos por abundante vegetación.
Y finalmente en el fondo del barranco Artzu errota, que según Aguirre Sorondo, su construcción data de 1661, y que hacia 1900 molía con solo un par de piedras unas 1100 fanegas de maíz (nada de trigo).
La fanega es una medida de capacidad para el grano, las legumbres y otros frutos, de valor variable según las regiones. En Castilla equivale a unos 55,5 litros, y en Aragón, a 22,4 litros.
El autor también presenta un esquema de la localización de Artzu errota que estaba a la dcha de Artzu erreka, en la ensenada conocida por “el Molino”, al pie de los caseríos Artzu y Justiz, junto al mar. (Ver foto).
Dejó de ser molino en 1955 y abandonado en 1959.
En la caminata hemos atisbado alguna captación y depósito de agua .
El reportaje fotográfico refleja la belleza salvaje de esta cuenca con tanta historia hidráulica.
La etapa mañanera la acabamos, como viene siendo habitual, que no todo es esfuezo físico afortunadamente, con una comida en la sociedad Itxas Etxea, en la que el arrantzale Joxe Beñardo, que hace unas semanas había capturado 5 buenos ejemplares de atunes blancos (Thunnus alalunga) y que hoy nos sorprende con el siguiente menú gastronómico-cultural:
- Pintxos de atún marinado
- Tomate en ensalada de Hondarribi
- Ventresca frita, en su punto y muy jugosa
- Un mix de helados de limón, yogur con higos y de chocolate con naranja y nueces
- Todo regado con txakoli hondarribitarra Hiruzta
- Y con préstamo del Tratado de Molinologia de “Molinos de Guipúzcoa” de Antxon Aguirre Sorondo.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanezkero edo ibilbide hau