Denbora  2 ordu 43 minutu

Koordenatuak 695

Noiz igoa 14 de agosto de 2016

Noiz egina julio 2016

  • Balorazioa

     
  • Informazioa

     
  • Erraza jarraitzeko

     
  • Ingurunea

     
-
-
995 m
715 m
0
1,9
3,8
7,52 km

Bisitak 4168, kokapena 181

Nondik gertu Urkiola, País Vasco (España)

Accesos desde Vitoria N-240 y BI-623 por Otxandio o Durango al parque natural de Urkiola.

Salimos desde el aparcamiento del Santuario de los Santos Antonios en Urkiola, carretera abajo y justo cuando acaba, tomamos un sendero por la derecha, al visible refugio diurno con servicios y fuente, para descender a un pozo de nieve o nevero de 6 m, donde se almacenaba nieve para fabricar hielo y transportarlo en verano a Durango y Vitoria.

Conectamos con la pista del Vía Crucis, nos deja en el Mirador de las Tres Cruces con vistas del Untzillatz (941 m); cambiamos de dirección por pista paralela entre abedules (urkia: abedul), plantados por los misioneros que se hicieron cargo del Santuario en 1970.

Nos desviamos en la Ermita del Santo Cristo, cruzamos la carretera por el restaurante y tomamos pista asfaltada en ascenso.

Antes de llegar al Centro de Interpretación del Parque, giramos por la derecha para coronar el monte Saibi (PR-BI 80).

Seguimos los paneles informativos dejando una pista por otra, y al final monte a través acometemos el ultimo repecho.

Las vistas son preciosas desde el Saibi (954 m), por su localización estratégica para controlar el paso a Vizcaya por el Puerto de Urkiola.

En la Guerra Civil hubo combates con numerosos caídos, a los que se rinde homenaje con la gran cruz, apreciándose aún restos de trincheras y cráteres de bombas.

Iniciamos el descenso, abandonando pronto la pista en favor de una traza senderil, transcurre a media ladera por un denso pinar entre helechos y acebos.

Cortamos una pista por camino poco transitado y de paisaje excepcional, para adentrarnos en el hayedo, cruzar la carretera con precaución y entrar en un área de recreo con fuente y carbonera.

Al llegar a una explanada aparcamiento, giramos a la derecha sobrepasando un parque infantil, cogiendo la senda hacia los hayedos trasmochos.

En otoño se les cortaban las ramas para diversos fines (carboneras, chimeneas, aperos, puertas, barcos…) evitando su crecimiento en altura con esta práctica podal.

Avistamos Santa Apolonia, ermita humilladero a la vera del Camino Real, conectada con otras ermitas por una calzada, su misión era la de avisar al peregrino, que se adentraba en un entorno de espiritualidad.

Continuamos por su reconstruida calzada bordeando el Santuario hasta la salida.

Powered by Wikiloc
derecha
Pozo de nieve o nevero de 6 m, donde se almacenaba nieve para fabricar hielo y transportarlo en verano a Durango y Vitoria.
subida
Carbonera
Cumbre de Saibi. Las vistas son preciosas desde el Saibi (954 m), por su localización estratégica para controlar el paso a Vizcaya por el Puerto de Urkiola, en la Guerra Civil hubo combates con numerosos caídos, a los que se rinde homenaje con la gran cruz, apreciándose aún restos de trincheras y cráteres de bombas.
Ermita del Santo Cristo
Abandonamos pista
Hayedos trasmochos, en otoño se les cortaban las ramas para diversos fines (carboneras, chimeneas, aperos, puertas, barcos…) evitando su crecimiento en altura con esta práctica podal.
Santa Apolonia, ermita humilladero a la vera del Camino Real, conectada con otras ermitas por una calzada, su misión era la de avisar al peregrino, que se adentraba en un entorno de espiritualidad.
Santuario de los Santos Antonios Abad y de Padua, es un edificio inacabado de estilo neomedieval que se comenzó a construir en 1899 y se consagró en 1933, la casa rectoral, el antiguo hospital y la hospedería, conforman el conjunto religioso que se complementa con dos antiguas y pequeñas ermitas, la del Santo Cristo y la de Santa Polonia, un vía crucis y calvario construido en 1943, y el pequeño cementerio del barrio rural, es uno de los templos más antiguos de la provincia, en donde la mitología vasca ubica la morada principal de su máxima deidad, Mari (llamada la «Dama de Amboto»), a la roca que hay a la entrada del templo se le atribuyen ciertas virtudes que permiten, al que de varias vueltas a su alrededor, encontrar pareja (dicen que si se dan en sentido contrario, se pide que se pierda la pareja).

5 iritzi

Nahi izanezkero edo ibilbide hau