Denbora  2 ordu 42 minutu

Koordenatuak 1640

Noiz igoa 6 de noviembre de 2015

Noiz egina noviembre 2015

-
-
570 m
54 m
0
2,8
5,7
11,4 km

Bisitak 1974, kokapena 163

Nondik gertu Arrigorriaga, País Vasco (España)

Descripción
Al tener que trabajar de noche, decido volver a realizar estas dos cimas que ya hice en 2013 y que se ubican en el cordal que separa los ríos Arratia y Nervion, uniendose al Ibaizabal en Lemoa.
Un detalle de este lugar es que en el se conserva un pequeño hayedo que en otros tiempos cubría grandes extensiones del macizo así como de otras montañas de Bizkaia.
Por desgracia hoy se encuentra un paisaje algo alterado y degradado debido a las explotaciones madereras.

Itinerario
Como punto de partida usaremos Arrigorriaga, aunque también existe un acceso desde Ugao-Miraballes. Comienzo a andar en el polígono industrial que está de camino al Barrio de Moyordin siguiendo la carretera, hasta que a mano izquierda surge un pequeño sendero ascendente.

En breve este sendero se convierte en pista y se llega a un núcleo de casas.
Tendremos que seguir el camino obvio sin coger desvíos hasta internarnos en el bosque.
Al cabo de un rato de caminar al abrigo de los árboles, salimos a campo abierto al lado de una alambrada que nos llevará sin perdida hacia la dura y larga subida del Upo. En la base de la torre de alta tensión aparece un ancho cortafuegos entre el pinar que, en fuerte pendiente nos llevará directos a la cima.

La cumbre del Upo, de igual nombre a otro monte del macizo del Gorbeia, parte de un cordal que se extiende desde Lemoa hasta Arrigorriaga, quedando al Norte el río Ibaizabal. El valle que queda al Sur del macizo es el de Zeberio.

Siguiendo el sentido de la marcha se llega a una zona de descanso con mesas. Yo sigo el camino sin tomar desvíos hasta alcanzar la pequeña Ermita de San Segismundo. El tercer domingo de julio, numerosos vecinos de los municipios cercanos acuden a celebrar la romería en honor del santo. Los pueblos de Zeberio y Zaratamo se reparten anualmente el privilegio de organizar esta fiesta.

Siguiendo el cordal y guiado por los postes amarillos de las tuberías de gas a mis pies, corono el monte Artanda, con vistas algo más reducidas que su vecino debido a los árboles en su vertiente NE.

Ahora se afronta la bajada por la zona contraria con una pendiente interesante (También he realizado la subida por este lado y es de flipar) con roca suelta así que en mojado darse algún culazo es bastante sencillo. Bueno, y en seco también es fácil que falle el pie.

Se termina en el collado al lado de otra torre de alta tensión, donde no hay más que seguir la pista que nos lleva zigzagueando hasta las tuberías de agua.
Ya solo queda retomar el punto de partida atravesando el barrio de Altamira.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanezkero edo ibilbide hau