Okisik

Denbora mugimenduan  7 ordu 21 minutu

Iraupena  11 ordu minutu bat

Koordenatuak 4267

Noiz igoa 14 de septiembre de 2019

Noiz egina septiembre 2019

-
-
53 m
0 m
0
6,0
12
24,05 km

Ikusita 61 aldiz, jaitsita 5 aldiz

Nondik gertu: Villahormes, Asturias (España)

Ruta costeando por playas y acantilados...y toxos.
Es una ruta que catalogo como difícil porque hemos tenido que hacer alguna trepada por la roca llena de aristas afiladas de los acantilados y subir alguna pendiente sin sendero de unos 50° de desnivel. Además de hacer algún atroche por terreno lleno de maleza baja espinosa (toxos, zarzas) y de cruzar dos brazos del Río Cabras, en la playa de S. Antolin, que nos obligó a descalzarnos y hacer algún equilibrio.

Tomamos el tren en Llanes a las 7:40 en dirección a Oviedo con la intención de bajarnos en Villahormes y empezar a andar.
A las 8 estamos en Villahormes y salimos del pueblo descendiendo hacia el mar. Seguimos el mapa, donde viene claramente la ruta a seguir, y por pistas llegamos a la playa de las Huelgas. El mar está en bajamar. La primera playa del día. Hace una mañana plomiza.
Retrocedemos hacia el costado derecho de la playa donde hay varias furgonetas de surfers pasando la noche, vamos hasta la punta a ver más de cerca el islote Desfuracado o de Las Gaviotas. A la vuelta vemos una pequeña sima con escaleras cementadas, bastantes escaleras, bajamos por ellas y nos encontramos una oscura playita de no más de cinco metros de ancho encajada entre dos acantilados con el islote Desfuracado de fondo.
Seguimos costeando por los acantilados por una senda sin señalar pero bien marcada en el terreno.
Llegamos a la curiosa playa de Gulpiyuri, a la que solo llegan las aguas en la pleamar, playa creada en tierra adentro çon un alto roquedo separándola del mar cerca de 100 metros. El mar la va labrando infiltrándose entre las rocas, poco a poco, como suele hacer las cosas el mar.
Salimos de Gulpiyuri hacia el chiringuito que hay hacia la izquierda con intención de tomar un café pero lo están abriendo y hay que esperar un buen rato. Seguimos sin café por pista hacia la playa de S.Antolin.
La playa de S. Antolín está casi desierta, algún paseante, algunos acompañados por sus perros que corretean felices. Decidimos recorrer toda la playa e intentar pasar por la Punta Pistaña hacia la playa de Torimbia en vez de dar toda la vuelta como hace el track que llevamos.
Hay unos pescadores en la punta Pistaña y les pregunto que qué tal para pasar al otro lado y me dicen que, normalmente la gente pasa por la zona herbosa que hay a nuestras espaldas. Decidimos investigar primero por los acantilados y si no encontramos paso dar la vuelta. La mar está tranquila y teniendo cuidado con no pisar las piedras que están mojadas se pisa con buen agarre, trepamos y destrepamos hacia el otro lado sin ningún paso de mas de II. En el otro lado hay una pequeña playa, cerrada, con salida, sin tener que retroceder, solo subiendo en diagonal por una pendiente muy pronunciada, herbosa y arenosa, con pocos agarres. Va a ser la mas difícil por la inexistencia casi de agarres, mucho cuidado y mucha paciencia. Salimos a un terreno llenos de toxos, sin señal de senda, así que...llegados a aquí y sabiendo que Torimbia está a unos 300 metros decidimos tirar hacia adelante aún a costa de sufrir unos pocos arañazos. A menos de 100 metros damos con una senda muy cerrada por la vegetación pero que nos alivia el paso. Accedemos a la playa de Torimbia y respiramos....qué playa!!!!! Una de mis favoritas. Hay mas gente que en S. Antolín, pero aún así pocos, de ellos bastantes nudistas.
El sol va subiendo y despejando las nubes que había por la mañana, hace calor. Primero vamos al chiringuito y después un baño. Delicia de baño.
Después del baño seguimos hacia la salida hacia el este de la playa, por una senda, bien marcada, que suave, en 15 minutos, nos lleva a la playa de Toranda. Aquí hay bastante mas gente. Cruzamos la localidad de Niembro y casi en la carretera LLN-11 tomamos una cerveza en la terraza del bar Tlaxcala.
Continuamos ahora por el arcen de la carretera, o por acera, bordeando la Ria de Barro hasta llegar a Barro, lo cruzamos y desembocamos en la playa de Sorraos. De aquí vamos a ir costeando cerca del mar por senda no muy visible pero sin pérdida. Tiramos a la izquierda hasta la punta donde para algunos está la cara de Cristo, y para otros el Castro y la Punta Truenzo. Antes pasamos por la playa Tayada. Regresamos sobre nuestros pasos, a nuestro pesar, porque tratamos de acortar hacia la playa de Borizu pero los toxos aquí están impenetrables, (y ya vamos pinchados como aceitunas).
Nos vamos acercando hacia Celorio, siempre con el mar cerca y visible a nuestra izquierda. Entramos en Celorio por las playas de la Ensenada de Celorio, que cruzamos. Giramos hacia el interior para cruzar Celorio y ya al final del pueblo girar a la izquierda para dirigirnos hacia las ruinas de la ermita de San Martín, el camino aquí es pista clara y transitable. Continuamos por pista hasta acercarnos a playa Portillu, a la que no descendemos y seguimos por pista, bordeando la costa hasta llegar a Póo, aquí se anda bien y aprovechamos para apretar el paso y parar mas rato después en la playa de Póo, cosa que hacemos, en uno de los bares que hay tomamos un reconstituyente en forma de cerveza. El calor sigue apretando.
De Póo a Llanes ya nos queda poco, así que tomamos una decisión arriesgada, ir por el camino que no nos aconsejan porque la vegetación está densa, densa. Lo comprobamos poco después de salir: los toxos y las zarzas casi nos hacen desistir y volver sobre nuestros pasos, pero vemos la Atalaya de Llanes tan a mano que sufrimos un poco mas y seguimos hasta tomar una senda mas clara, y menos agresiva, que ya nos lleva hasta la Atalaya y luego por el paseo de San Pedro hasta la playa del Sablón a Llanes.
Ruta muy muy bonita. Si se quiere evitar la zona de trepe por los acantilados de la playa de San Martín se puede girar antes de cruzar el rio Cabras y tomar la senda por el Monasterio de San Antolín de Bedón y de ahí hacia Torimbia. Los toxos también se pueden evitar, o aliviarse llevando pantalones de cordura largos.
foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

Waypoint

Waypoint

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

Waypoint

Playa de Barro

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Nahi izanez gero edo ibilbide hau