Denbora  7 ordu 14 minutu

Koordenatuak 2166

Fecha de subida 21 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

-
-
807 m
144 m
0
5,0
10,0
19,99 km

Bisitak 223, kokapena 16

Nondik gertu La Iglesia, País Vasco (España)

18 Enero 2018
Distancia: 20 km
Tiempo en movimiento: 5 h 42 min
Desnivel acumulado (+): 990 m
Desnivel acumulado (-): 986 m
Cimas:
Carcelares (719 m)

Etapa 17 de la Nueva Vuelta a Bizkaia, proyecto del 2012 que aún está sin desarrollar en su totalidad. Etapa bastante bien señalizada a día de hoy, si bien hay puntos conflictivos por lo que se aconseja el uso de GPS.

La he etiquetado como de dificultad moderada únicamente por su longitud, para quien esté acostumbrado a patear horas por el monte no le va a resultar pesada.

Partimos del aparcamiento situado junto a un parque infantil que hay al lado del Ayuntamiento de Turtzioz (Trucios), lugar donde finalizamos la etapa 16. Hay sitio para varios vehículos.

Caminamos unos 100 m por la carretera que viene de Guriezo desviándonos a la derecha para cruzar un puente sobre el río Agüera.

Entre unos caseríos nos desviamos a la derecha empezando a subir en dirección a Armañón. Por el camino encontraremos varias indicaciones hacia esta cima que seguiremos. Empieza aquí una sencilla pero larga ascensión.

Pasamos el pintoresco barrio de Somocueto encontrándonos a partir de aquí diversos cruces en los que hay que seguir los carteles como ya he comentado hacia el Armañón.

Llegamos a una borda, nada más pasarla hay que dejar la pista desviándonos a la derecha por un sendero que al principio no parece muy definido.

Poco más adelante pasamos no se decir si por otra borda o un caserío, lo digo por su tamaño.

Salimos finalmente a una pista situada junto a una chabola con apariencia de refugio pero que está cerrada.

En la subida disfrutamos de maravillosas vistas al macizo karstico de Los Jorrios a la derecha y el Armañón a la izquierda. Hoy no toca hacer cima en ninguno de ellos, ascenderemos hasta el collado entre ambos para tomar el cordal cimero sobre el valle de Karrantza.

Una vez llegamos al collado tomamos una pista situada al frente, pasando previamente una barrera.

Poco más adelante encontramos un refugio, que bien nos puede servir para hacer noche en otra ocasión.

Más adelante llegamos a una gran barrera de metal, encontrando un cruce de pistas. Vemos un indicador en un sentido hacia El Suceso, en el otro hacia Pozalagua. Tomamos esta última dirección, a la derecha.

En todo el cordal cimero vamos a encontrar tres vías de escape hacia el valle de Karrantza, ésta hacia El Suceso, otra hacia Santecilla y una última hacia Ranero.

Nada más desviarnos a la derecha abandonamos la pista por el cordal hacia la derecha, hay una baliza señalizando el GR 123.

Empezamos a recorrer el cordal caminando junto a varias cimas que pasan prácticamente desapercibidas debido a su escasa protuberancia con respecto al resto del terreno. Todo el cordal es un sube y baja continuo. Este primer tramo se recorre sin dificultad, no así el final cuando nos aproximemos a Pozalagua que es zona karstica.

Vamos a encontrar también en esta zona diversos carteles de restos prehistóricos en estado de abandono.

Pasamos junto a un vértice geodésico, el cual delimita la cima del Carcelares. Enlazamos aquí con la muga provincial que hasta ahora la llevábamos un tanto alejada.

Cuando llegamos a un cartel hacia Santecilla hay que desviarse a la derecha en dirección Pozalagua. Tomamos aquí un estrecho sendero entre argomas, que de haber llovido los días anteriores como es el caso estará completamente embarrado.

Pasamos junto a otro cartel que indica dirección Ranero. Empieza aquí poco a poco la zona karstica. Seguimos una vez más dirección Pozalagua.

Dejamos el cordal cimero karstico ahora a nuestra izquierda, por él discurre la muga.

Pasamos una alambrada bordeando una cima que dejamos a nuestra izquierda donde apreciamos varias cabras, seguro que ellas pensarán lo mismo de nosotros.

Encontramos un cartel indicando el desvío hacia Ojebar, de nuevo seguimos hacia Pozalagua.

Con cuidado a partir de ahora de no equivocarnos seguimos un estrecho sendero entre rocas que acaba en una empinada y estrecha ladera con apariencia de corredor. Ésta nos lleva hasta el portillo de Ranero, collado situado junto a la cima de la Peña de Ranero o Pico del Carlista cuyo desvío señalizado dejamos a la derecha. Ojo que a día de hoy el cartel indicador está girado, ha sido movido posiblemente por el viento, con lo cual no indica correctamente la dirección a tomar.

Empezamos a descender hacia el valle de Karrantza, se aprecian abajo los restos mineros de las cuevas de Pozalagua, en su día explotación minera, hoy día turística. Aconsejable hacer una visita guiada a la cueva donde se encuentran las mayores estalactitas excéntricas creo que de Europa.

La bajada considero que es lo más complicado de la ruta de hoy, es un estrecho y empinado sendero en que hemos tenido algún que otro resbalón.

Pasamos por una verja de metal y poco más adelante salimos al aparcamiento de las cuevas.

Al final del aparcamiento nos desviamos por una pista a la derecha, encontrando varios cruces, unos señalizados, otros no, con carteles del GR. A partir de ahora seguiremos las indicaciones en dirección a Molinar.

Ojo en el punto 30 que hay que girar a la derecha y no hay señalización alguna, todo hace pensar que es la dirección a la que no hay que girar y no es así.

La bajada hacia Molinar es bastante bonita, se desciende por un viejo sendero con diversos cruces. De nuevo aconsejable GPS para no equivocarse porque no todos los cruces están señalizados.

Nos encontramos con un cruce marcando dirección hacia Ranero, lo obviamos siguiendo hacia Molinar.

Poco más adelante salimos a una carretera por la que no vamos a transitar ni 100 m, desviándonos al llegar a un caserío a la derecha.

Continuamos así descendiendo hasta llegar a la carretera que une Karrantza con Cantabria. Ojo poco antes al punto 40 ya que da lugar a confusión, bajamos por una buena pista y nada hace presagiar que hay que girar en este punto, por un poco marcado sendero, a la izquierda.

Ya por la carretera BI-630 solo nos queda remontar el curso del río hasta llegar a Molinar, en concreto al balneario de los curas Palotinos, lugar donde habíamos dejado el otro vehículo.

No es mal sitio éste para hacer noche, incluso para hacer la ruta con un solo coche si alguien nos acerca al punto de salida y nos recoge luego aquí.

Hasta aquí la etapa 17, en breve haremos la 18, así que quien esté interesado en seguirlas que ande atento o si prefiere que se haga seguidor para que el sistema le informe automáticamente cuando subamos una nueva ruta.

Kokapenaren inguruko iritzi eta galderak

    Si quieres, puedes o esta ruta