Denbora  3 ordu 27 minutu

Koordenatuak 1812

Fecha de subida 31 de diciembre de 2015

Fecha de realización diciembre 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
656 m
111 m
0
3,8
7,6
15,16 km

Bisitak 948, kokapena 87

Nondik gertu Zubialde, País Vasco (España)

30 de Diciembre y parece 30 de Abril, 17 grados, un día despejado con alguna nube alta y algo de viento. Así que invita a dar un paseo por algunas de las cumbres no tan relevantes de la orografía Vasca pero que también tienen su espacio en los anales del montañismo.

En esta ocasión nos dirigimos hasta Zeberio, Bizkaia, para visitar algunas de las cumbres de la Sierra de Mandoia en las que se encuentra el Tontorrandi de 522 m., El Mandoia, elevación máxima de esta Sierra con 638 m. y el Argiñaoko Atxa de 524 m.

La ruta circular de algo más de 15 km., la iniciamos al lado del Ayuntamiento de Zeberio, atravesaremos la carretera y tomaremos la desviación a la izquierda dirección Barbatxao Ereñotza, como indica una señal.

Seguiremos la carretera hasta el barrio de Ereñotza, donde dejaremos la carretera y nos internaremos en un sendero siguiendo el PR-BI 11 hacia Zeberiogana.

En el Waypoint “Indicadores de Dirección”, donde muestra “2600 m. Mandoia”, volveremos a coger otra carretera, que se transformará en pista de hormigón y luego en pista de tierra y piedra escoltada por pinos insignis.

Sin perdida llegaremos al desvío hacia el Tontorrandi. Pequeña cumbre enclava entre pinares y con escasas vistas, a la bajada, entre una “ventana” de los pinos, se observa al fondo la cumbre del Mugarra, Leungane y Artzetagan.

Desandados los pocos metros que nos han puesto en la anterior cima y seguimos el camino que no genera ninguna duda y está bien señalizado. El tramo final del camino hasta la cumbre del Mandoia, está flanqueado por un hayedo joven que la vista agradece.

Llegamos al Vértice Geodésico y buzón del Mandoia, en el que la altura grabada en la placa, consta que son 665 M., aunque en realidad son 636/638 m. Las vistas de 360º son magníficas, el Cantábrico y el Gran Bilbao, la Sierra de Aramotx, Eskuagatx, Gorbea, Sálvada, Ganekogorta……

Tras acercamos a la pequeña cima próxima que tenemos al norte y regresar al Mandoia, iniciamos el descenso por un sendero con considerable pendiente entre el hayedo hasta enlazar con otra pista hasta el Waypoint “A Derecho”, continuando por un sendero que se ira ensanchando hasta llegar al desvío del Argiñaoko Atxa, desde donde subiremos hasta esta otra pequeña cima de 524 m.

Continuaremos por el camino siguiendo las marcas blancas y amarillas del PR hasta enlazar con la pista de hormigón que nos conducirá al barrio de Argiñano, aquí abandonaremos la carretera y seguiremos a derecho por otro camino de tierra hasta una cercana bifurcación en la que seguiremos por la derecha.

Al final del camino anterior, enlazaremos con la carretera que se dirige a Ermitabarri, la cual dejaremos en el punto “Derecha, Abandonar Carretera”. Seguiremos por un sendero durante unos 300 metros hasta el barrio de Isasi y desde aquí hasta Ermitabarri.

Una lástima de las condiciones de abandono que se encuentra la Ermita de San Antonio de Padua en Ermitabarri, que más que una Ermita parece un almacén de “cachivaches”.

Tomaremos el desvío a la izquierda hacia la Iglesia de Santo Tomás y Elizondo, como reza en la señal de dirección. A unos 350 metros, aproximadamente, de la señal y siguiendo las marcas PR en una farola, tomaremos el sendero de la derecha, y luego la siguiente bifurcación a la izquierda, para en pocos minutos llegar al punto de salida de esta ruta que aunque no es muy espectacular, y la que transcurre por carreteras, pistas de hormigón, pistas forestales, caminos y senderos, si es recomendable para pasar una bonita mañana rodeado de naturaleza.

2 iritzi

  • argazkia jmartinchez

    jmartinchez 15-ago-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Gracias por compartir esta ruta
    Como bien dices, esta ruta no es espectacular, asfalto, pista embarradas y sin gran atractivo, pero me quedo con el tesoro de las vistas desde el Mandoia y lo chulo de su pequeño cresterio.

  • argazkia LLARFE

    LLARFE 16-ago-2018

    Hola “jmartinchez”, completamente de acuerdo contigo, solamente por las vistas desde el Mandoia, ya merece la pena hacer la ruta.

Si quieres, puedes o esta ruta